Panamá declara alerta fitosanitaria por caracol gigante africano

Autoridades panameñas declaran alerta fitosanitaria por caracol gigante africano / Emilio Batista

Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), declararon un estado de alerta fitosanitaria nacional frente a los riesgos de introducción de Achatina Fulica, conocido como el caracol gigante africano, plaga cuarentenaria en el territorio nacional.

En tanto se ha emitido una resolución firmada por el ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama y el viceministro Carlo Rognoni.

En el documento se destaca que el caracol gigante africano es una plaga con capacidad de establecerse y reproducirse en diversos hábitats, debido principalmente a sus características fisiológicas y morfológicas que le confiere resistencia a variables ambientales, su dieta abarca más de 200 especies de plantas y tiene un alto potencial reproductivo. Considerada entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Actualmente el caracol, se encuentra presente en los países fronterizos con Panamá. En Colombia fue reportado en el año 2010 y ha logrado dispersarse a diversas zonas del país, y en Costa Rica, su detección fue reportada en el año 2021 y declarado el estado de emergencia fitosanitario nacional en dicho país, por lo que es de gran importancia que las instituciones, productores y demás actores relacionados, coordinen y ejecuten acciones tendientes a mitigar el riesgo de introducción al territorio panameño.

De acuerdo con el MIDA, dada la relevancia que esta situación fitosanitaria regional representa, considerando la importancia de la plaga en la producción agrícola nacional, la salud pública y el ambiente, se hace necesario reforzar las acciones de inspección, vigilancia, diagnóstico, tratamiento, capacitación y divulgación.

Mediante la Resolución se prohíbe la introducción de Achatina fulica al territorio nacional, independientemente del uso previsto (mascota, alimento, insumo para pesca, cosmético, entre otros).

Además, se establece un plan de acción para la prevención de la introducción al territorio nacional de Achatina fulica como plaga cuarentenaria; que será desarrollado por la Dirección Nacional de Sanidad Vegetal (DNSV), en coordinación con la Dirección Ejecutiva de Cuarentena Agropecuaria (DECA); además de otras dependencias públicas vinculadas al movimiento de personas y mercaderías, adoptando todas las medidas fitosanitarias necesarias.

Destacan que toda persona natural o jurídica está en la obligación de informar en cualquier instancia del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, la sospecha de la posible presencia de esta plaga, ya que la detección a tiempo, la prevención y el control son los mejores aliados para combatir al Caracol Gigante Africano.

El tamaño del caracol gigante ronda entre los 20 a 30 centímetros y muchas personas tienden a utilizar estos moluscos como alimento lo que es totalmente perjudicial para la salud, del mismo modo lo transportan como una mascota llevando consigo una amenaza a las cosechas e incluso a la misma salud colectiva.

Por ser una plaga muy voraz transmite enfermedades perjudiciales por medio del material viscoso que dejan a su paso en la zona inferior por donde se movilizan El manejo de esta plaga debe ser con extremo cuidado para evitar que sean trasmisores de enfermedades por eso se recomienda la eliminación de escombro, aplicación de insecticidas y colocación de trampas.

Panamá se encuentra además en alertas por otras plagas como el Fusarium oxysporum R4, que afecta las musáceas, especialmente plátano y banano, y que se reportó en Colombia y Perú, y la Peste Porcina Africana que está en República Dominicana. Igualmente, se le hace frente a la plaga de los cítricos HuangLongBing (HLB).

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats