TVN plus En vivo

Piden precaución ante posible aumento de incendios por uso de pirotecnia

Globo de los deseos
Globo de los deseos / Foto/MiAmbiente

Diciembre es un mes de celebración y por ende una época donde se suelen encender bombitas, morteros y correas en mayor cantidad. Sin embargo, si estos llegan a tener contacto con zonas de vegetación desencadenan incendios que tienden a propagarse con gran facilidad.

Es por ello que el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) hace un llamado a la población para tomar las debidas precauciones a fin de prevenir situaciones de riesgo, no solo para las personas, sino para el ambiente.

En este caso, es común que se registre un aumento en los Incendios de Masa Vegetal (IMAVE). Generalmente estas situaciones se presentan de noche; sin embargo, también se pueden registrar durante el día, aseguran expertos de MiAmbiente.

Algunas estadísticas indican que más de 372,511.85 hectáreas han sido afectadas, desde 1998 hasta 2021 por IMAVES registrados en todo el país, por lo que la entidad inicia una intensa campaña de prevención, tanto tomando acciones en campo, así como de divulgación.

El factor calor

Las altas temperaturas forman parte de los elementos que deben estar presente para que se genere un fuego, por ello para que se inicie el proceso de combustión se requiere de la presencia de combustibles vegetales y el aporte externo de calor.

Esto quiere decir que si la pirotecnia entra en contacto el combustible vegetal (que por efecto del calor ha perdido la humedad), se crean las condiciones propicias para que se dé inicio a un incendio de masa vegetal y al arder el combustible produce energía calórica la cual se propaga a la zona circundante y se puede generar un incendio de grandes proporciones si las condiciones climáticas acompañan en el momento.

incendio de masa vegetal
incendio de masa vegetal / Foto/MiAmbiente

Tradición con grado de peligro

Cada año más personas utilizan los Globos del Deseo como uno de los rituales para cerrar el año viejo y recibir el venidero; sin embargo, se han convertido en un riesgo para la población y áreas de vegetación. Estos farolillos están confeccionados con cera; al caer y entrar en contacto con un material combustible puede ocasionar incendios en viviendas, herbazales, cultivos, bosques y quemaduras a las personas que los manipulan.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats