Dra. Carla Pino

"Herencia Familiar" Es primordial hacer un testamento

Cuando una persona fallece se desencadena un proceso de sucesión que inicia desde el momento mismo de la muerte y termina con la aceptación de la herencia. Si el fallecido ha dejado testamento, se respetará su voluntad, siempre y cuando se hayan cumplido los requisitos y formalidades legales; ésta es la llamada sucesión testamentaria. Si el difunto no ha dejado testamento, se seguirá lo dispuesto en la ley civil; ésta es la llamada sucesión sin testamento.

¿Qué debes hacer en vida para dejar todo estipulado?

Lo correcto es ir donde un notario para que levante un acta donde se detalla a quién le dejará sus bienes. Los familiares con el acta de defunción del familiar, la certificación del notario que dio fe de la voluntad del difunto; se presenta ante los tribunales para abrir un proceso de sucesión testamentaria y luego se da todo el trámite.

En un proceso de sucesión testada (con testamento dejado por el difunto) o de sucesión intestada (cuando el difunto no dejó testamento) existen unos herederos legítimos a quienes no se les puede desconocer su derecho a heredar ni la porción de la herencia que les corresponde por los respectivos grados de parentesco. Son los llamados herederos forzosos, a quienes les corresponde la legítima: los hijos, el cónyuge, los padres, etc.