Dr. Gustavo Carrizo

Haciendo la guerra a las fastidiosas ¡Ojeras!

Las ojeras la sufren por igual hombres y mujeres, las cuales se originan a través de diferentes causas, nos dice la especialista. Además hay factores como:

  • hereditarias. Las personas con antecedentes genéticos son más propensas a desarrollar esta afección.
  • enfermedades. Como alergias, asma, conjuntivitis, eccemas. Al rascarnos la zona escocida puede irritase la piel de la zona de debajo de los ojos, generando una acumulación de sangre que provoca un aumento del tamaño de las venas de la zona.
  • afecciones del aparato circulatorio. Los vasos sanguíneos subyacentes, al dilatarse, se hacen más visibles y originan ojeras de color azulado. Esto es todavía más acusado en personas de piel blanca o fina.
  • edad. Con el paso de los años la piel de esa zona se vuelve más fina y los vasos sanguíneos subyacentes más dilatados, con lo cual se marca más su presencia.
  • raza. Ciertas razas, como la mediterránea, al ser más oscuras que otras, pueden originar la acumulación de pigmentos debajo de los ojos.
  • alteraciones hormonales o acumulación de líquidos. Ambas circunstancias, por ejemplo en el embarazo o durante la regla, pueden provocar la aparición de ojeras.

Si bien las ojeras en ocasiones son difíciles de eliminar, existen variados tratamientos para atenuarlas o eliminarlas. Para prevenir la aparición de las ojeras hay que tener en cuenta 3 aspectos muy importantes: utilizar cremas humectantes con filtro solar en el contorno de ojos, mantener una alimentación saludable rica en vitamina K y hierro, dormir lo suficiente, el ejercicio físico por las mañanas, tomar suficiente agua.

Un remedio en casa puede ser:

  • Poner compresas de agua fría
  • Agua de manzanilla fría colocar en el área de los ojos
  • Rodajas de pepino fría