Consejos que deben seguir los padres cuando compran juguetes para sus hijos

Los videojuegos no están dentro de las recomendaciones de los expertos

Psicólogos consultados le dan mayor valor al juego con los niños, sobre todo en las primera etapas de su crecimiento

Un juguete bien escogido en Navidad puede ayudar a estimular diferentes habilidades en los niños

Los padres deben comprar juguetes que tengan una función estimuladora al desarrollo del niño, según expertos consultados por TVN-2.com
Los padres deben comprar juguetes que tengan una función estimuladora al desarrollo del niño, según expertos consultados por TVN-2.com / Pixabay
Tatiana Prince - Corresponsal Digital
12 de diciembre 2020 - 16:23

Ciudad de Panamá/Con el mes de diciembre llega la temporada navideña, una época para compartir con nuestros seres queridos, disfrutar de comidas deliciosas y dar regalos a los pequeños de la casa.

Muchos niños esperan recibir juguetes con los que soñaron durante todo el año, sin embargo, antes de hacer las compras es importante tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos para saber qué regalos son apropiados y cuáles debemos evitar.

Anabel Anaya, psicóloga clínica especialista en niños y adolescentes explica que lo más importante es conocer los gustos del niño o niña. Poner atención a las cosas con las que sueñan y valoran. “Lo siguiente es preguntarnos: ¿Cuál es el propósito del regalo que le quiero dar? porque los juguetes bien escogidos son una inversión que puede ser de provecho para su desarrollo y aprendizaje, algo que les permita explotar todo su potencial creativo".

El desarrollo del aprendizaje motor, intelectual y emocional se establece en el juego, el niño que juega es un niño sano. Por esto es tan importante que los primeros años, en el preescolar, se fundamente el aprendizaje a través del juego, subraya la experta.

Son tres los factores principales que se deben tomar en cuenta al comprar juguetes para niños según el criterio del psicólogo clínico Jonathan Fonseca: que sean para su edad (si no usan baterías, mejor), que sean útiles a lo largo del tiempo y que estimulen sus habilidades musicales o los aliente a practicar deportes. El especialista agrega que leer cuentos y crear historias juntos usando la imaginación son otras de las actividades que los niños disfrutan mucho.

¿Hay juguetes que debemos evitar?

Anaya explica que esto va a depender de los valores y principios de cada familia, sin embargo, hay juguetes que “pone en tela de duda”. Aconseja evitar los que inciten a la violencia, o que sean de personajes de terror, sobre todo si se trata de niños muy pequeños. “Desistamos de ir con la corriente y optemos por el sentido común, no por las modas ni por el qué dirán”, añade la especialista.

En este sentido, Fonseca coincide en que los juguetes “prohibidos” serían principalmente los que inciten al odio y la violencia, y además los que estén fuera de su rango de edad.

Videojuegos ¿A qué edad es saludable?

La psicóloga clínica señala que, según su experiencia, los videojuegos son “totalmente innecesarios para los niños pequeños”. Agrega que “no existe un estudio que hable a favor de los videojuegos en niños menores de 6 años”. Incluso, advierte que lo recomendable es que los menores de 2 años no tengan ningún tipo de contacto con estos juegos, y de ser posible, se eviten hasta los 6 años.

“Existen estudios del Instituto Nacional de la salud de Francia que afirman que estos juegos podrían afectar desde el habla y el desarrollo emocional hasta generar trastornos del aprendizaje, problemas de concentración e impulsividad, entre otros”, indicó Anaya.

Por su parte, Fonseca recomienda el uso de videojuegos a niños que superen los 12 años de edad y, además, aconseja a los padres regular y negociar el tiempo que estén en pantalla.

Juegos o juguetes

Los juguetes no son imprescindibles para el desarrollo de un niño, pero el juego sí, afirma la especialista. Existen muchos juguetes que complementan el juego que promueve el aprendizaje, esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de adquirir los regalos para los niños.

Por ejemplo, con la torre de bloques, esos que vas quitando de abajo y poniendo arriba, mientras evitas que se derrumbe, trabajas coordinación motora, atención, memoria, planificación, competencia sana, además aprende a esperar su turno, a perseverar, a tolerar la frustración y la lista sigue (...) Si a eso le agregamos el complemento emocional de jugarlo con personas importantes: papá, mamá, hermanos y otros miembros de la familia o amigos, tendremos una experiencia significativamente positiva grabada en la memoria, que alimentará su autoestima, comunicación, seguridad, sentido de pertenencia y apego".

Fonseca coincide en que través de los juegos el niño aprende habilidades sociales, resolución de problemas, a ganar y también a perder. “Es importante que juegue, porque así el niño resuelve sus conflictos internos, aprende a lidiar, por medio del juego, con las situaciones que no puede expresar en palabras. El juego es el símbolo de todo lo que ocurre en su interior", dice psicólogo.

Manos a la obra

La experta asegura que son muchas las cosas que se pueden realizar con poco presupuesto “YouTube tiene incontables videos de juegos y cosas que se pueden hacer con bajo presupuesto". Aconseja a los padres a que consideren invertir en algunos juguetes pero que intenten fabricar otros. “Un regalo puede ser una paleta de acuarelas con pinceles y hojas de camba, o una caja de palitos de paleta de colores con gomas. En internet se puede conseguir instrucciones para construir una casita o un carro. Al final lo que importa es potenciar la capacidad creativa del cerebrito que está en desarrollo” explica Anaya.

Fonseca añade que también es bueno permitir que el niño y la niña se aburran, ya que les ayuda a crear cosas nuevas y a usar su imaginación. “A los padres les aconsejo evitar estar conectados a los teléfonos ya que por medio del ejemplo se moldean las conductas saludables de sus hijos”.

El mejor regalo

El regalo más grande que podemos darle a nuestros hijos en esta navidad es nuestro tiempo, cenar con ellos, estar cuando abren sus regalos. Platicar en familia escuchar sus ideas, sueños y ocurrencias. Decirles lo orgullosos que están de ellos y lo felices que son de ser sus padres. Los juguetes no le dicen eso a los niños, pero el tiempo en familia sí. Y en estos tiempos difíciles es cuando más necesitan escucharlo, concluye Anaya.

Temas relacionados

stats