TVN plus En vivo

Reportan crisis en la sala de hemodiálisis del Complejo, ¿Qué está pasando?

Salud en Panamá

Complejo hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid
Complejo hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid
Urania Molina - Corresponsal digital
22 de diciembre 2022 - 03:00

Ciudad de Panamá, Panamá/El aumento de pacientes con insuficiencia renal crónica obligó a los responsables de la Sala de Hemodiálisis del Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social (CSS) a ampliar los turnos de atención, lo que llevó a los pacientes a acudir en la madrugada al nosocomio.

Con la ampliación de la sala esperan resolver el problema de hacinamiento, pero la situación se puede complicar si se mantiene el ritmo de crecimiento de la enfermedad, con 60 y hasta 70 pacientes nuevos cada mes. 

Con esperas de hasta diez horas para recibir un tratamiento que terminara media hora antes de lo previsto transcurren los días para los pacientes de insuficiencia renal que se atienden en la Sala de Hemodiálisis del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS).

El presidente del Grupo de Pacientes de Diálisis (GRUPADI), Alonso Rodríguez, atribuyó esta situación al hacinamiento que existe en esta sala, lo que llevó a las autoridades de este nosocomio a abrir cinco turnos para atender la demanda de los pacientes.

Rodríguez indicó que esta situación comenzó a denunciarse desde el pasado mes de junio.

Añadió que la ampliación de los turnos provocó que los pacientes esperen hasta diez horas para recibir un llamado por los riesgos que representa caminar a altas horas de la noche por las áreas cercanas al nosocomio y que un tratamiento de cuatro horas se redujera a tres horas y medida, "media hora menos para la salud del paciente", expresó Rodríguez.

La situación mantiene “alarmados” a los voceros de unos 3,000 pacientes que por diversas circunstancias perdieron la función de sus riñones y deben conectarse a una máquina de hemodiálisis para eliminar las toxinas y el exceso de agua en el cuerpo. 

Rodríguez informó que lo que más inquieta a los pacientes y sus voceros es que los días transcurren sin ver llegar una salida definitiva al problema, aunque reconocen que las autoridades de la CSS buscan algunas soluciones.

Complejo CSS
Complejo CSS / Vista del edificio del Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social.

Insuficiencia Renal, una enfermedad en aumento

La insuficiencia renal crónica, una enfermedad que se presenta cuando los riñones pierden la capacidad de filtrar los desechos y el exceso de agua en el cuerpo, va en “aumento” reveló una información de la CSS del pasado mes de noviembre.

Según el documento, colgado en el sitio web de la institución, la detección de la enfermedad es tan “alarmante” que mensualmente se diagnostican entre 60 y 70 pacientes nuevos en la etapa en que ya requieren conectarse a un riñón artificial, es decir a una máquina de hemodiálisis.

Coclé, Panamá y Panamá Oeste son las provincias que ocupan los primeros lugares en la aparición de nuevos enfermos, se puede leer en el documento de la CSS.

Un planteamiento que comparte el presidente GRUPADI, Rodríguez, quien atribuye está crisis a la ausencia de un robusto nivel de atención primaria dentro del sistema de salud pública del país.

Rodríguez, quien recibe tratamiento de hemodiálisis por los daños que la COVID-19 provocó en sus riñones, basó su opinión en la comparación que hizo de la forma en que funciona el sistema de atención primaria de Panamá y el República Dominicana, una experiencia a la que llegó por casualidad y vivió por seis años consecutivos.

En ese sentido, Rodríguez expresó que en la República Dominicana el abordaje de los pacientes en la atención primaria es integral y conlleva, en aquellos con algún grado de falla renal, aspectos como orientación sobre los alimentos que deben o pueden comer y la cantidad de líquidos que deben o pueden ingerir para ayudar a mantener bajo control los niveles de creatinina y evitar el deterioro de los riñones.

Para Rodríguez con un buen sistema de atención primaria se puede detectar la enfermedad cuando todavía se puede controlar y no como ocurre actualmente que los pacientes llegan cuando sus riñones ya no les funcionan, sobre todo los que padecen de enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes, aunque particularmente no padece de ninguna de estas.

“Hay un crecimiento horrible de pacientes con insuficiencia renal crónica en Panamá. Están detectando 60 pacientes por mes. Esto es alarmante. Van abrir salas de atención primaria para detectar la enfermedad en etapas tempranas, pero estamos tarde”, indicó Rodríguez.

Agregó que lo “peor” es que el país no está preparado para enfrentar la “avalancha” de pacientes que están llegando a las salas de hemodiálisis, una situación que hará “crisis” en los próximos dos años, si no se toman los correctivos necesarios.

El país no está preparado para atender a los pacientes que están saliendo. No hay sala de hemodiálisis. No se van a dar abasto. Una crisis a nivel nacional por falta de espacio”, señaló Rodríguez.

El GRUPADI también solicitó a las autoridades de la CSS el traslado a la Ciudad de la Salud de pacientes en las próximas dos semanas, traslados hacía Aguadulce, provincia de Coclé de pacientes de este distrito y apertura de un cuarto turno en otras de las 17 salas de hemodiálisis que existen en el país. Así lo reveló una nota dirigida a la institución el pasado 12 de diciembre.

Ampliación de la sala del Complejo Hospitalario de la CSS

El director ejecutivo nacional de Servicios y Prestaciones de Salud de la CSS, Alex González, expresó que como el hacinamiento se daba en la sala de hemodiálisis del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid decidieron ampliarla.

González indicó que con este propósito comenzaron un proyecto que se encuentra en la fase de conclusión, es decir una sala completa con sillones nuevos, tuberías y demás implementos que se requieren para dar la diálisis a los pacientes.

De hecho, informó que están terminando de instalar las osmosis para hacer las pruebas bacteriológicas y de bioseguridad antes de comenzar los tratamientos que deben recibir los pacientes.

"Ha tardado unos días, pero estamos conscientes en que esto [la nueva sala] va a cambiar el servicio que están brindando, mejorando la calidad para que ningún paciente se tenga que hacer diálisis en horas de la madrugada, ni en cuarto turno", indicó González.

Paralelo a estas respuestas para mejorar la atención de los pacientes, señaló González, trabajan con la coordinación de hemodiálisis para ver la parte de salud renal y siguen con el programa de trasplantes con unos 80 este año, 30 de estos a pacientes con insuficiencia renal crónica. 

Si te lo perdiste
stats