TVN plus En vivo

¿Por qué el Vaticano no se pronuncia sobre la situación en Nicaragua?

Nicaragua

Hasta el momento el papa Francisco no se ha pronunciado por la situación de la Iglesia católica en Nicaragua.

Papa Francisco en Canadá
Papa Francisco guarda silencio ante la situación en Nicaragua / EFE

El papa Francisco se mantiene en silencio por lo que está ocurriendo con la Iglesia católica en Nicaragua, donde Monseñor Rolando Álvarez junto otras diez personas se mantienen retenidos desde el 4 de agosto en la Curia Episcopal de Matagalpa, que se encuentra sitiada por la Policía de ese país.

El Obispo Álvarez es diocesano y los sacerdotes diocesanos no pertenecen a una orden religiosa. Ellos son designados para atender parroquias y dependen de la estructura jerárquica de cada iglesia en cada nación.

La policía anunció que la Diócesis del Obispo es investigada por supuestamente intentar "organizar grupos violentos" e incitar al "odio" para "desestabilizar al Estado de Nicaragua".

Pero este no ha sido el único caso, se le suman otros sacerdotes y religiosas. El 14 de agosto, la diócesis de Suira, informó en redes sociales del arresto del presbítero Óscar Nenavidez, párroco de la parroquia Espíritu Santo de Mulukukú.

Obispo Rolando Álvarez, crítico del gobierno de Daniel Ortega.
Obispo Rolando Álvarez, crítico del gobierno de Daniel Ortega. / AFP

También está la expulsión de las monjas de la orden Misionera de la Caridad, fundada por la Madre Teresa de Calcuta. Esta organización religiosa fue anulada por el Parlamento de Nicaragua (controlado por el Gobierno de Ortega) junto a otro centenar de oenegés, bajo el argumento de que incumplieron la ley al no informar de sus estados financieros ni explicar el origen de las donaciones que reciben.

El Gobierno de Daniel Ortega también cerró el pasado 1 de agosto siete emisoras de radio católicas. 

Un total de 26 expresidentes de diferentes partes del mundo hicieron un llamado al papa Francisco por lo que está ocurriendo en Nicaragua. Entre los firmantes se encuentran los exmandatarios panameños Nicolás Ardito Barletta (1984-1985) y Mireya Moscoso (199-2004).

El Vaticano es un Estado y, como tal, no puede inmiscuirse en los asuntos internos del gobierno de Nicaragua. El Nuncio es el representante del Vaticano y es quien debe afirmar esta política, que se aplica a todos los Estados sin excepción. El Nuncio sí debe velar, porque se le respeten los derechos al sacerdote. Si se les respeta, se aplica el principio de que no hay fueros ni privilegios. Pero siempre se debe respetar la no intervención en asuntos internos del Estado, máxime si es sacerdote”, indicó el analista internacional Julio Yao.

De acuerdo con Yao, “la línea es muy fina entre el derecho a intervenir y el de abstenerse. Pero el Vaticano, como Estado, no puede intervenir, pero sí debe ayudar a esclarecer la posición correcta. Si el sacerdote sigue consignas de algún Estado extranjero, nada se puede hacer”.

Daniel Ortega y Rosario Murillo
Daniel Ortega y Rosario Murillo / AFP

Para el politólogo, Richard Morales, entre el Gobierno de Nicaragua y el Vaticano ya debe haber un intercambio diplomático donde se están hablando sobre las circunstancias del caso.

Según Morales, el tema de Nicaragua tiene una dimensión internacional, porque involucra la Iglesia católica y ellos los representa el Vaticano.

El 13 de agosto, la Conferencia Episcopal Panameña emitió un comunicado sobre la situación en Nicaragua, en la que dijo estar preocupada por la "violación de los derechos humanos como lo son la libre expresión, libertad religiosa y el libre tránsito".

Este medio trató de conseguir un pronunciamiento por parte del nuevo nuncio apostólico de Panamá, Dagoberto Campo Salas, pero se informó que no podría dar declaraciones de este y ningún tema, ya que no ha presentado sus credenciales ante la Cancillería de Panamá.

Si te lo perdiste
stats