El caso del hombre que estafó 25 millones robando contraseñas

Estafas

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa / Pixabay/BiljaST

El hombre ideó un plan para 'desbloquear' teléfonos con contraseñas que él mismo robaba a través de correos electrónicos falsos. A cambio, el estafador pedía altas sumas de dinero para que las personas recuperaran sus cuentas.

Un jurado de Estados Unidos encontró culpable de 14 delitos federales a un hombre de 44 años por diseñar un plan de enriquecimiento ilícito de 25 millones de dólares robando las credenciales de empleados de T-Mobile y accediendo ilegalmente a los sistemas internos de la compañía para desbloquear celulares.

De acuerdo a la información publicada por el Departamento de Justicia, Argishti Khudaverdyan desbloqueó fraudulentamente teléfonos móviles de la compañía T-Mobile, así como de las redes de Sprint, AT&T y otros operadores en un periodo de aproximadamente 5 años [desde 2014 hasta 2019].

Durante ese tiempo, Khudaverdyan promocionó sus servicios de desbloqueo a través de corredores, solicitudes por correo electrónico y sitios web como unlocks247.com, afirmando falsamente que se trataba de un servicio oficial.

El hombre usaba correos electrónicos falsos para hacer que los empleados de T-Mobile iniciaran sesión con sus credenciales y así obtener información y tener acceso al desbloqueo de los teléfonos, permitiendo la venta de los dispositivos en el mercado negro.

En total, Khudaverdyan y otros cómplices que colaboraron con él comprometieron y robaron las credenciales de más de 50 empleados de T-Mobile en Estados Unidos. Con el dinero obtenido, el estafador compró propiedades en las ciudades californianas de Burbank y Northridge.

La sentencia está programada para el 17 de octubre, cuando Khudaverdian enfrentará:

  • Al menos 2 años de prisión por robo de identidad agravado.
  • Sentencias máximas legales de 20 años en una prisión federal por cada cargo de fraude electrónico.
  • 20 años por conspiración para cometer lavado de dinero.
  • 10 años por cada cargo de lavado de dinero;
  • 5 años por cada cargo de acceso intencional a una computadora sin autorización para obtener información. 
  • 5 años por el cargo de acceder a una computadora para defraudar y obtener ganancias.

*Con información de RT Actualidad*

Temas relacionados