TVN plus En vivo

Prófugo se entrega a la policía porque no soportaba seguir en cuarentena con sus compañeros de cuarto

Salud mental

El sospechoso se entregó voluntariamente aduciendo que necesitaba paz y tranquilidad
El sospechoso se entregó voluntariamente aduciendo que necesitaba paz y tranquilidad / Google

El confinamiento durante la pandemia se convirtió en uno de los mayores retos de todas las sociedades. Estar encerrados durante tanto tiempo hizo que muchas relaciones se terminaran, incluso hubo quienes prefirieron ir a la cárcel a seguir en cuarentena con sus compañeros de apartamento.

Este es el caso de un hombre que se encontraba prófugo de la ley y se entregó voluntariamente a la policía después de explicar que prefería estar en la cárcel a seguir compartiendo apartamento con las personas con las que vivía durante la interminable cuarentena.

Corrían las cinco de la tarde en la comisaría de Burgess Hill en Sussex, un municipio a 60 kilómetros de Londres, cuando un hombre entró y se dirigió a los agentes de policía que estaban haciendo guardia.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, dijo que quería ser arrestado para encontrar "paz y tranquilidad".

Los agentes estaban confundidos, pero al escuchar sus motivos quedaron aún más atónitos.

"Se entregó diciendo que prefería volver a la cárcel antes que tener que pasar más tiempo con las personas con las que vivía", informó el inspector Darren Taylor en redes sociales.

Lo curioso es que cuando la información del hombre fue agregada a la base de datos de la policía, se encontraron que efectivamente el sospechoso se encontraba prófugo de la justicia por un delito del pasado, que tampoco fue revelado, según medios locales.

Este incidente tan bizarro generó numerosos comentarios en las redes sociales, donde muchos afirmaron sentirse identificados con los deseos de paz y tranquilidad del hombre, mientras que otros especulaban qué tan terribles tenían que ser sus compañeros para llevarlo a entregarse.

El confinamiento hizo 'estragos' en las relaciones

Por más exagerados que parezcan los deseos del hombre prófugo de huir de sus compañeros, con la pandemia del COVID-19 y la obligación de mantenerse en cuarentena con nuestras familias, muchas de las relaciones de amistad, familiares o incluso amorosas se han visto afectadas.

Una amplia gama de estudios a nivel mundial reveló que la pandemia afectó las relaciones con familiares y amigos. Una investigación de la Universidad de Oxford encontró que los niveles de estrés, depresión y ansiedad entre los padres y cuidadores habían aumentado durante el confinamiento.

Las parejas también han sentido la tensión de estar encerrados. En abril del año pasado, casi una cuarta parte de las parejas (23%) dijeron que estaban luchando con sus relaciones y las cifras publicadas en julio del mismo año mostraron que la cuarentena había hecho que el 8% de las personas se dieran cuenta de que tenían que terminar su relación, elevándose al 15% para las personas de entre 25 y 34 años.

El confinamiento al que fueron obligadas las personas en el mundo entero hizo que las consultas de divorcio se dispararon en un 300%. Por si fuera poco, los padres que ya estaban divorciados inundaron de consultas a los abogados sobre dónde deberían quedarse sus hijos durante el encierro, mientras otros exploraron opciones para llevar al excónyugue a la cárcel por incumplir los arreglos de custodia.

Si te lo perdiste
stats