La desatinada y muy mala decisión de un hombre que lo dejó cuadripléjico

Accidentes

Con apenas 18 años, Steven Webb se lanzó a una piscina y su vida cambió para siempre
Con apenas 18 años, Steven Webb se lanzó a una piscina y su vida cambió para siempre / Steven Webb

El 1 de septiembre de 1991 es una fecha que Steven jamás olvidará. Ese día, tomó una decisión que lo dejaría postrado a una silla de ruedas el resto de su vida. Por años sentiría enojo y vergüenza por como él mismo creó su propia discapacidad.

Era domingo por la noche, cuando Steve Webb de 18 años en ese entonces, se dirigió con sus amigos a una piscina al aire libre en la escuela Truro, al sudoeste de Inglaterra. Como típicos jóvenes, entraron violando la propiedad privada como tantas veces lo habían hecho en el pasado.

Estando dentro, Steve se sumergió desde la parte superior de la pared, por el extremo más profundo, como lo había hecho anteriormente. Pero esa vez, calculó mal y su cabeza impactó en el fondo de la piscina, recibiendo un fuerte shock por todo su cuerpo.

"Traté de nadar hasta la superficie, pero no podía mover los brazos, no podía nadar. Empecé a quedarme sin aliento y entré en pánico, luego mis amigos nadaron hacia mí y me sacaron a la superficie".

Tras la angustia y el terror que generó aquella situación, Steve fue llevado de urgencias al hospital. Allí confirmó la terrible noticia.

Se había roto el quinto hueso cervical que afectó irreversiblemente su médula espinal. El golpe fue tan brutal que lo dejó 12 meses en el hospital con un tubo en la garganta sin poder hablar. Solo podía comunicarse con golpes sobre una superficie: 1 vez sí, 2 veces no.

Steven fue sometido a una traqueotomía que lo dejó sin poder comunicarse
Steven fue sometido a una traqueotomía que lo dejó sin poder comunicarse / Steven Webb
"Sabía que estaba paralizado, pero siempre pensé que saldría caminando del hospital. Luego llegaron los médicos y dijeron que probablemente nunca volvería a caminar. Regresé a casa con una vida diferente", rememora el inglés de ahora 47 años.

Después de una dura y larga recuperación, llegó el golpe emocional. De forma inconsciente, Steve se sentía avergonzado, no podía creer cómo una travesura de adolescente se convirtió en una pesadilla de la que jamás en su vida despertaría.

"Fui un idiota que se lanzó por una pared, yo mismo creé mi discapacidad. La gente decía que era un héroe y una fuente de inspiración, pero yo me sentí como un idiota".

Vida sentimental en medio de la tragedia

Cuando estaba en sus veintes, Steve conoció a la que sería su compañera durante los próximos 10 años. Emma y su hija de cuatro años, Kember, se mudaron con él y tuvieron una relación estable, hasta que todo se acabó.

Luego conoció a otra mujer, pero la relación dejó de funcionar de repente, sin previo aviso y justo antes de cumplir 40 años.

"Terminé sentado en la entrada de una tienda con mi silla de ruedas rota y me di cuenta de que mi vida estaba en una espiral descendente. Ahí estaba yo, soltero, sin dinero y paralizado. Bebía todas las noches para poder dormir, porque mi cerebro no paraba".

Steven junto a su hija Kember de 4 años
Steven junto a su hija Kember de 4 años / Steven Webb

Tocó fondo y resurgió de las cenizas

Cuando estaba en lo peor de su estado emocional y tocando fondo, Steve cuenta que su alma tuvo una noche oscura y se dio cuenta de que solo estaba dejando pasar la vida.

Un día comenzó a leer "Como un hombre piensa" de James Allen, y de a poco, sin darse cuenta reemplazó la bebida por la lectura.

"Comencé a meditar y vi mis pensamientos como algo pasajero, no permanente. Ese fue el principio del fin de mi sufrimiento".

"Me di cuenta de que necesitaba ayudar a otros a no sufrir y comencé a hacer sesiones en vivo en Facebook con el objetivo de ayudar a la gente a meditar."

En 2017, el partido Liberal Demócrata del Reino Unido le propuso postularse al Ayuntamiento de Truro y fue electo por unanimidad para Alcalde de su ciudad natal.

"Es un honor y una oportunidad increíbles. Elegí a Kember como primera dama de la localidad porque siempre me ha apoyado enormemente y estoy muy orgulloso de ella".

En un momento en el que las personas clínicamente vulnerables han tenido que aislarse durante tanto tiempo, Steve ve su posición como una oportunidad para asegurarse de que nadie se quede atrás, especialmente los grupos vulnerables, como las personas con discapacidad.

Hay tanta gente que se ha aislado y apenas ha salido de sus casas en este tiempo.

"Ahora puedo contribuir con eso como alcalde, lo que me hace sentirme más vivo que nunca".

Steven Webb en la ceremonia de elección como Alcalde de su ciudad natal
Steven Webb en la ceremonia de elección como Alcalde de su ciudad natal / Steven Webb

***Esta nota fue publicada originalmente en www.bbc.com/mundo/noticias***

Temas relacionados

stats