En busca del ahorro perdido

Lo más importante es tomar conciencia de su propio consumo.
Lo más importante es tomar conciencia de su propio consumo.
Mario Andrés Muñoz
18 de abril 2022 - 17:32

Cuando parece que es casi imposible ahorrar o reducir los gastos personales, la situación para los conductores con el precio de los combustibles lo convierte en una práctica indispensable.

La buena noticia es que es mucho más viable de lo que uno puede pensar. Poniendo en práctica algunas acciones en el automóvil es posible obtener dinero extra que puede servir para compensar el aumento de la factura energética mensual.

Los expertos en la materia llaman a hacer una revisión en nuestros hábitos para encontrar de manera individual dónde actuar.

El objetivo es que al terminar de leer este artículo haya encontrado dónde hacer algunos cambios sin hacer grandes sacrificios. Es evidente que muchos conductores no se resistieron de ir al interior por Semanan Santa, aunque los precios estén por las nubes.

Se habla de reducir la semana laboral para gastar menos combustible, eliminar los impuestos al consumidor o limitar la circulación según el número de placa. Se trata de medidas controversiales, que se deben estudiar bien antes de poner en marcha.

Donde sí se podría hacer algo es en los estacionamientos de almacenes, centros comerciales o supermercados, donde hay muchas personas que se quedan esperando con el motor encendido.

Esperar en el auto lo hace perder dinero, además de que no es saludable por las emisiones contaminantes que quedan atrapadas en estos espacios cerrados. Se calcula que se gasta de un cuarto a medio galón de combustible usando el aire acondicionado, dependiendo del tamaño del motor, según el Departamento de Energía de Estados Unidos.

¿Cómo es su estilo de manejo? Responder esta pregunta a conciencia se podría reflejar en sus gastos de combustible. Si acostumbra a superar los límites de velocidad o a acelerar bruscamente porque va tarde a alguna parte podría estar consumiendo de 15% a 30% más de la cuenta. La conducción moderada paga.

El consumo eficiente es un tema de peso. Si está por comprar un automóvil nuevo, piense que los vehículos más compactos y de motores más pequeños gastarán menos. ¿De verdad necesita esa camioneta grande o el pick up? A veces es mejor alquilar un vehículo para acarreos o ir a la finca.

Y hablando de peso. Los estudios muestran que muchos conductores gastan más combustible por transportar carga adicional. Cuesta dinero usar el maletero como depósito o en cualquier parte del auto.

Un dato clave: “al llevar carga en el techo se incrementa la resistencia aerodinámica (contra el viento) y disminuye la eficiencia de combustible de su vehículo” (fueleconomy.gov).

Para ahorrar dinero son mejores las cajas de carga o plataformas traseras. Una caja redondeada grande en el techo del auto puede aumentar el consumo de combustible hasta 25%. Mientras más largo es el trayecto, mayor es la pérdida.

Al momento de manejar de manera más eficiente nada más básico que mantener las llantas bien infladas. Cada fabricante o agencia indica la presión apropiada en los neumáticos o fíjese en la calcomanía puesta en el marco de la puerta. Se podría estar ahorrando 3% del consumo al manejar con los neumáticos inflados a la presión indicada.

Atentos al estado mecánico del vehículo y al mantenimiento. Hay que hacer el cambio a tiempo tanto de los filtros de aire como del aceite de motor. Se puede incrementar el rendimiento de kilómetros por galón utilizando el grado adecuado en el lubricante.

Un error que muchos cometen es pensar que al bajar las ventanillas del automóvil se ahorra combustible al no encender el aire acondicionado. Sin embargo, se ha comprobado que manejar con las ventanas abiertas aumenta la resistencia al aire y el vehículo necesita más fuerza y más energía. Este efecto es mayor a velocidades altas en la carretera.

Si el calor lo permite en velocidades bajas se puede apagar el aire y abrir las ventanas. Se puede lograr ahorros, también, no usando el aire más de lo necesario ni bajando la temperatura a niveles tan bajos.

Por el clima panameño, lo mejor es estacionar en la sombra o usar una cubierta para el sol para que la cabina no se ponga tan caliente.

Una práctica que es muy común es dejar las ventanillas abajo un rato antes de encender el aire acondicionado. Esto sí funciona. Al dejar salir el aire caliente de la cabina demandará menos del aire acondicionado y ayuda a que el automóvil se enfríe más rápido.

Muchos creen que es mejor encender el aire antes de comenzar a manejar pero olvidan que la mayoría de los sistemas de aire acondicionado enfrían el automóvil mientras éste está en circulación.

Lo más importante es tomar conciencia de su propio consumo. Cada persona, por ejemplo, debe estar seguro cuando mover su vehículo, evitar las vueltas buscando estacionamiento. Se debe estar seguro que si se está en movimiento es porque no puede caminar ni andar en bicicleta.

Para encontrar más información sobre el tema un sitio muy recomendable es: www.ahorremosgasolina.org.

stats