Mundo

La misa de Viernes Santo en El Vaticano se convierte en un alegato en defensa de los cristianos