TVN plus En vivo

Intensos choques entre Damasco y Ankara en zona fronteriza del norte de Siria

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa
Efe
09 de noviembre 2019 - 08:52

Tropas de los Ejércitos turco y sirio se enfrentaron este sábado intensamente en el noreste de Siria pese a la tregua existente en la región y en los choques un cámara de la televisión estatal siria ha resultado herido de bala, informó la agencia de noticias oficial SANA.

"Intensos choques tuvieron lugar este sábado con armas pesadas y medianas entre el Ejército sirio y las fuerzas de ocupación turcas" en la aldea de Um Shuaifa, en las afueras de Ras al Ain, localidad próxima a la frontera de Siria con Turquía, según SANA.

La agencia agregó que en los combates también participaron en el bando turco las facciones armadas sirias opositoras a Damasco que respaldan a Ankara sobre el terreno.

Durante los combates, un cámara de la televisión siria resultó herido por un disparo en una pierna, pero SANA no reveló más detalles sobre su estado de salud.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseveró que Um Shaifa, emplazada en la carretera entre Tal Tamer y Abu Rasin, ha sido tomada por las tropas gubernamentales y las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), la principal alianza armada liderada por kurdos.

Las FSD y el Ejército sirio combaten juntos frente a los turcos después de sellar un entendimiento militar por el que las unidades de Damasco se han empezado a desplegar en el territorio controlado por los kurdos en el norte y noreste de Siria, en medio de la ofensiva que lanzó Ankara sobre esta región el 9 de octubre.

El acuerdo fue sellado después de que las tropas estadounidenses se retiraran de la zona fronteriza por no querer verse involucradas en la ofensiva de Turquía, aunque posteriormente han regresado al este de Siria para proteger los campos petroleros de la amenaza del grupo yihadista Estado Islámico.

Por su parte, las milicias kurdosirias han abandonado la franja fronteriza en el norte de Siria en virtud de un acuerdo alcanzado el pasado 17 de octubre por Washington y Ankara, que detuvo la ofensiva turca aunque las hostilidades no han cesado.

Rusia, aliada del Gobierno del presidente Bachar al Asad, y Turquía, valedora de la oposición armada, pactaron los términos de la llamada "zona de seguridad" que ha quedado establecida en el norte de Siria, donde patrullan ahora unidades rusas y turcas, además de acordar un alto el fuego "permanente" que no siempre es respetado.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó el viernes que sus tropas continuarán las operaciones militares porque los kurdos han incumplido el pacto y no se han retirado del área, un extremo que los milicianos kurdos niegan.

La denominada "zona de seguridad" es una franja de unos 30 kilómetros de ancho por 480 kilómetros de largo en el norte de Siria, que Turquía quiere controlar para reubicar en ella a unos dos millones de refugiados árabes sirios, algo que los kurdos consideran una "limpieza étnica" en sus territorios.

Temas relacionados

stats