'Una Francia más independiente', la promesa de Macron si es reelegido

Emmanuel Macron, presidente de Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia / AFP
Afp
17 de marzo 2022 - 15:19

El presidente francés y candidato a la reelección en abril, Emmanuel Macron, presentó su proyecto para una Francia "más independiente" a nivel militar, agrícola y energético, inspirado de las lecciones de la pandemia y la guerra en Ucrania.

Bajadas de impuestos por 15,000 millones de euros (16,600 millones de dólares), retraso de la edad de jubilación... Macron retomó además su perfil más liberal, que dejó de lado durante su mandato por las crisis sociales y la pandemia.

"Es un programa cuyo objetivo es proteger a nuestros compatriotas, nuestra nación y emancipar a todos", resumió el político centrista, en rueda de prensa en las afueras de París, advirtiendo de eventuales "futuras crisis".

Macron se convirtió en 2017 con 39 años en el presidente electo más joven de Francia con una agenda reformista, europeísta y liberal, pero las crisis sociales, la pandemia y la guerra en Ucrania le obligaron a revisarla.

Su visión para un nuevo mandato hasta 2027 ahonda en la desplegada en los últimos meses: avanzar hacia una Francia menos dependiente de terceros países, dentro de una Unión Europea (UE) "más fuerte".

Macron reiteró su intención de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 y reducir su dependencia del gas y el petróleo, impulsando su principal fuente de electricidad, la energía nuclear (70% en 2020), y las renovables.

Impulsar el interés de los jóvenes por la agricultura y producir más son otros de sus objetivos, así como el desarrollo de industrias "100% francesas" en sectores como las renovables o los vehículos eléctricos.

Sobre las lecciones de Ucrania, celebró su política de reanudar el aumento del gasto militar, que superó en 2020 el 2% del PIB --objetivo de la OTAN--, y prometió subirlo más para "poder enfrentar una guerra de alta intensidad".

50,000 millones

El exbanquero, al que la ofensiva rusa en Ucrania reforzó su imagen de favorito, busca además retomar su agenda reformista, empezando por su impopular propuesta de retrasar la edad de jubilación a los 65 años.

"Es normal, sobre todo teniendo en cuenta la situación actual de las cuentas públicas y de la realidad, que trabajemos más", aseguró Macron, tras subrayar ante 350 periodistas la calidad de los cuidados en una sociedad que envejece.

La referencia a las finanzas no es baladí. La pandemia de covid alumbró un plan masivo de rescate a nivel de la UE, pero deterioró las cuentas públicas. Francia prevé una deuda del 113% del PIB y un 5% de déficit en 2022.

El exministro de Economía prometió sanearlas, reduciendo el déficit por debajo del límite europeo del 3% para 2027, pese a que sus promesas electorales cuestan 50.000 millones de euros anuales (55,500 millones de dólares).

Quince mil millones corresponden a rebajas de impuestos a empresas y hogares --"mitad y mitad"--, explicó el líder de La República en Marcha (LREM), que busca paliar la preocupación sobre la pérdida de poder adquisitivo.

Las reformas laboral y de pensiones, y la simplificación administrativa permitirían compensar 15,000 millones de euros cada una. Los 20.000 millones restantes saldrían de reducir el costo de funcionamiento de la administración.

"Pleno empleo"

El mercado laboral sobrevuela sus propuestas sociales, máxime cuando Macron aspira a lograr el "pleno empleo" en el próximo lustro. La educación, con una mayor libertad para los centros, y la sanidad serán dos de sus prioridades.

El acceso al permiso de residencia de larga duración se endurecerá con un examen de francés y la necesidad de probar una integración profesional. También propuso reforzar el control fronterizo.

El dirigente centrista, que reconoció "errores" durante su primer mandato, desveló su programa a 24 días de la primera vuelta, en un contexto de gran favorito para su reelección en el balotaje del 24 de abril.

Según un reciente sondeo de Harris Interacive, lideraría la primera vuelta con 30% de intención de voto, seguido de la ultraderechista Marine Le Pen (19,5%) y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (13,5%).

Pero sus rivales alertan del riesgo que corre la "legitimidad" de su programa por su negativa a debatir, priorizando "conversaciones" con franceses y la rueda de prensa de cuatro horas. Su primer mitin será el 2 de abril en París.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats