La UE espera solución a 'presión' migratoria en reunión con Erdogan

Recep Tayyip Erdogan, presidente turco
Recep Tayyip Erdogan, presidente turco / AFP
Afp
09 de marzo 2020 - 10:45

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, viaja este lunes a Bruselas para abordar la cuestión migratoria con los dirigentes de la Unión Europea, que busca una solución para aliviar la "presión" en su frontera griega.

Miles de migrantes se agolpan en la frontera desde el 28 de febrero, cuando Erdogan decidió dejar de respetar un pacto cerrado en 2016 con la UE por el que se comprometía a controlarlos a cambio de financiación.

La UE acusa a Ankara de usar a los migrantes "con fines políticos" para recabar su apoyo en Siria, mientras Turquía, que niega la imputación de chantaje, considera insuficiente la ayuda europea en el marco del acuerdo.

De los 6.000 millones de euros anunciados en 2016, la Comisión Europea ya ha comprometido 4.700 millones y ha desembolsado 3.200 millones para atender a unos cuatro millones de refugiados, en su mayoría sirios.

La reunión prevista a partir de las 18H00 entre Erdogan y el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, y la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, servirá para "reanudar el diálogo", según esta última.

El presidente turco dijo el domingo esperar lograr "resultados diferentes" y, aumentando la presión, llamó a Grecia a "abrir" sus puertas a los migrantes y dejarlos "ir a otros países europeos".

El portavoz de la canciller europea, Angela Merkel, responsabilizó a Ankara de enviar a "gente desesperada a un callejón sin salida", pero aseguró que la UE debe "tomárselo en serio y hablar con Turquía".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que se reunirá con Erdogan a primera hora de la tarde, urgió también la semana pasada a la UE a cooperar con un "importante aliado" como Turquía.

En el seno de la UE, Alemania presiona a sus socios por la "reanudación del diálogo" con Ankara, frente a una Francia más dura, según una fuente europea, que descartó el anuncio de otro acuerdo o de más dinero.

Von der Leyen no descartó nuevas discusiones "en los próximos días o semanas". Además de la migración y la situación en Siria, sobre la mesa habrá la exención de visados para turcos y la unión aduanera.

"Espero que lleguemos a un acuerdo para que los migrantes que están asilados en Turquía no crean que la frontera con Europa está abierta", indicó por su parte el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Para Borrell, la "presión masiva" no es "una solución para nadie": ni para los migrantes, ni para la relación con Ankara, ni para la reforma de la política del asilo europeo, en punto muerto desde hace años.

- 1.500 menores migrantes -

La crisis migratoria de 2015 y 2016 generó profundas divisiones en el seno de la UE sobre la acogida de migrantes, por lo que los europeos intentan desactivar rápidamente las consecuencias del pulso con Turquía.

Alemania anunció que una coalición de países de la UE "voluntarios" estudia hacerse cargo de hasta 1.500 menores migrantes bloqueados en las islas griegas "para apoyar a Grecia en la difícil situación humanitaria".

Además de Alemania, Luxemburgo, Finlandia, Francia y Portugal expresaron su voluntad de participar en esta iniciativa, bienevenida por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

La ofensiva del régimen sirio, apoyada por Moscú, en la provincia de Idlib (noroeste), último bastión rebelde en Siria, provocó que un millón de personas abandonaran sus casas y Ankara teme que lleguen a su suelo.

Más de 1.700 de migrantes llegaron por su parte a las islas griegas, que se sumaron a los 38.000 que ya están allí hacinados en campos de refugiados en condiciones cada vez más precarias.

Temas relacionados