Lavrov asegura que Rusia no va a reducir su presencia militar en Siria

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. / EFE
Efe
03 de marzo 2020 - 09:51

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró este martes en Helsinki que Moscú no va a reducir su presencia militar en Siria y va a continuar luchando contra el terrorismo junto al presidente sirio, Bachar al Asad, a pesar de la crisis de los refugiados que amenaza a Europa.

"Entendemos lo grave que es para la Unión Europea el problema de los refugiados y la inmigración ilegal, pero no podemos detener la lucha contra el terrorismo para resolver el problema de los refugiados", dijo Lavrov en una rueda de prensa durante su visita a Finlandia.

Rusia tiene desplegadas fuerzas militares en Siria para apoyar a Al Asad en su ofensiva contra las últimas facciones rebeldes, entre ellas la alianza islamista Organismo de Liberación del Levante, respaldadas a su vez por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

La decisión de Erdogan de abrir las fronteras de su país la semana pasada hizo que miles de desplazados de la guerra siria que se encontraban en campos de refugiados turcos se dirigiesen hacia Grecia con la intención de llegar a la Unión Europea.

Según Lavrov, la solución al problema migratorio europeo pasa por que se cumplan los acuerdos a los que llegó el presidentes de Rusia, Vladímir Putin, con Erdogan en la ciudad rusa de Sochi en 2018 para desmilitarizar la zona de Idlib.

"Lamentablemente, estos acuerdos todavía no se han completado, pero esperamos que en la próxima reunión entre Putin y Erdogan se encuentre la manera de acercarse a ese momento", afirmó Lavrov.

Putin y Erdogan tienen previsto reunirse este jueves en Moscú para buscar una solución a la escalada de tensiones en Idlib, al tiempo que la UE estudia cómo hacer frente a la crisis migratoria de la frontera entre Turquía y Grecia.

El jefe de la diplomacia rusa expresó también su deseo de que la UE deje de centrar su discurso "en el problema de la inmigración ilegal" al abordar la guerra en Siria y sus consecuencias.

"También esperamos que (la UE) no olvide la amenaza terrorista, que está creciendo en Oriente Medio y la región de Idlib", dijo Lavrov.

Temas relacionados