El mensaje de amor, paz y reconciliación que dejó el papa Francisco en Egipto

El mensaje de amor, paz y reconciliación que dejó el papa Francisco en Egipto

El papa Francisco ha concluido su visita a El Cairo en Egipto, pero durante su estadía ofició una misa en la que pronunció algunas palabras que se traducen en un mensaje de reconciliación y amor para el mundo entero.

Ante miles de cristianos que asistieron a la misa, a pesar de estar aún de luto por los atentados que se han cometido en ese país en iglesias ortodoxas, el Papa ha resaltado la importancia de mantener el temor a Dios y del amor al prójimo.

En su intervención ha dicho que de nada sirve llenar los lugares de culto si los corazones están vacíos del temor de Dios de su presencia, de nada sirve rezar si la oración no se transforma en amor hacia el hermano.

Continuó diciendo que de nada sirve tanta religiosidad sino está animada al menos por igual fe y caridad. De nada sirve cuidar las apariencias porque Dios mira el alma y el corazón y detesta la hipocresía.

Para Dios es mejor no creer que ser un falso creyente, un hipócrita, la verdadera fe es la que nos hace más caritativos, más misericordiosos, más honestos y más humanos, es la que anima a los corazones para llevarlos a amar gratuitamente sin distinción y sin preferencias”, ha dicho el pontífice.

Según el papa Francisco, la verdadera fe es la que hace ver al otro no como un enemigo para derrotar sino como un hermano para amar, servir y ayudar. Es la que nos lleva a difundir, defender y a vivir la cultura del encuentro, del diálogo, del respeto y la fraternidad, nos da la valentía de perdonar al que nos ha ofendido, de ayudar al que ha caído, a vestir al desnudo, a visitar al encarcelado.

La verdadera fe es la que nos lleva a proteger los derechos de los demás con la misma fuerza y el mismo entusiasmo con el que defendemos los nuestros.

La máxima autoridad de la iglesia católica también recalcó que a Dios solo le agrada la fe profesada con la vida porque el único extremismo que se permite a los creyentes es la caridad, cualquier otro extremismo no viene de Dios y no le agrada.

En sus palabras finales, invitó a todos los creyentes a no tener miedo de abrirse a la luz del resucitado y dejar que él transforme las incertidumbre y fuerza positiva para nosotros y para los demás. "No tengas miedo de amar a todos, amigos y enemigos porque en el amor vivido está la fuerza y el tesoro del creyente".

Cristo ha resucitado, verdaderamente ha resucitado” finalizó.

Si te lo perdiste
stats