Aplausos y fricciones políticas en el cierre de la Feria del Libro de Guadalajara

Feria del Libro de Guadalajara
Feria del Libro de Guadalajara / Tomada de redes sociales @FILGuadalajara
AFP
04 de diciembre 2022 - 12:32

Guadalajara, México/Vitrina de la literatura hispana, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) llega este domingo a su fin, tras una intensa actividad que no escapó a las tensiones políticas de México.

La FIL, ese enorme mercado que congrega cada año a grandes figuras literarias y cientos de miles de personas que se agolpan en las librerías de renombradas editoriales, podría a priori ser un orgullo para todo el país.

Pero el evento, considerado el más importante después de la Feria del Libro de Fráncfort (Alemania), también tiene sus críticos, como el propio presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

La FIL "ahora es un foro del conservadurismo, allá van todos los intelectuales orgánicos a hablar mal de nosotros", lanzó el mandatario izquierdista en el cenit del encuentro, tras denunciar que una legisladora fue abucheada por defender su proyecto en un debate de la feria.

Hace unos años, AMLO, como es conocido el presidente por sus iniciales, ya había arrojado dardos contra la cita que organiza la Universidad de Guadalajara, que es pública. Esta vez justificó las críticas en su interés de que los jóvenes "no sean manipulados".

"En nuestros 36 años de existencia hemos recibido a grandes figuras de izquierda", defendió por su parte la directora de la FIL, María Schultz, quien mencionó la participación de José Mujica -exguerrillero tupamaro- cuando gobernó Uruguay (2010-2015).

Otros representantes de la izquierda como el colombiano Gabriel García Márquez, el portugués José Saramago -a quien este año se rindió homenaje por el centenario de su nacimiento- y los exjefes de gobierno de España Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero han pasado por la feria, recordó.

Cooperación 

El evento, que tuvo como invitada a Sharjah -la tercera ciudad más importante de Emiratos Árabes Unidos-, congregó a reconocidos críticos del gobierno en varios foros con marcado tinte político.

"No sé si (López Obrador) alguna vez fue de izquierda", planteaba un académico en un conversatorio en el que se advertía que el gobierno carece de una estrategia de desarrollo de largo plazo y que sus programas sociales son insostenibles.

Fueron constantes, además, las alusiones al "populismo" y los riesgos que entraña para la libertad de expresión.

En una columna titulada "La FIL, fobias y filias", el escritor Jorge Zepeda Patterson atestiguaba la pluralidad de los invitados, pero advertía un claro "desbalance" en las mesas de análisis, con hasta 80% de detractores de AMLO. Él mismo participó en uno de esos coloquios.

"Habría que explorar condiciones para una neutralidad en la militancia política y una colaboración cultural y social", subrayó el novelista, refiriéndose al supuesto alineamiento de directivos de la Universidad de Guadalajara con fuerzas políticas opuestas al gobierno.

Avalancha europea

López Obrador, cuya popularidad ronda 60% cuando faltan dos años para concluir su mandato, mantiene un enfrentamiento con un sector de la prensa y de la intelectualidad a la que acusa de servir al "régimen de corrupción" que, según él, intenta volver al poder en México.

Ese discurso le ha valido críticas de organismos defensores de la libertad de expresión, justo en uno de los años más mortíferos para la prensa con una docena de periodistas asesinados en el interior del país.

Más allá de las fricciones políticas, la FIL cierra el telón tras haber entregado su máximo premio al rumano Mircea Cartarescu y escuchar a figuras como el poeta sirio Adonis, quien denunció el fracaso de las primaveras árabes.

Y desde ya se alista para recibir el próximo año la avalancha literaria de su invitado especial, la Unión Europea.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats