'Compañías poderosas de expresidentes y familiares ponen nudo a licitaciones de medicamentos'

Compra de Medicamentos

Medicinas en Panamá: Cuestionan y analizan decreto sobre compra de medicamentos

El secretario de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), Julio Osorio, insinuó que, el accionar de empresas importadoras “poderosas de expresidentes de la República" y de familiares, que ponen contribución en campañas políticas, es lo que pone un nudo crítico donde se caen las licitaciones de medicamentos a precio único.

Esta es una de las razones por lo que la Comenenal ha indicado que la firma del decreto que busca la compra de medicamentos, “crea mecanismos ambiguos” y permite que se cuele la corrupción.

“Estas son compañías poderosas, no estamos hablando de las farmacéuticas internacionales, sino de los importadores de medicamentos, aquí en Panamá, donde hay compañías de expresidentes de la República y de familias de estos, en este sentido, estas compañías son las que ponen la contribución de campaña de todas las elecciones, no solo para presidentes, sino para diputados”, precisó.

Osorio añadió que, hay un problema grave de cruce de intereses a quienes financian las campañas de los políticos y una injerencia política en la decisión final.

Explicó que, desde el 2016, una mesa de Salud y la Comisión de alto nivel para la transformación de la salud, representada por gremios de trabajadores de la salud, Caja de Seguro Social, el Ministerio de Salud y pacientes, se viene tras el tema de la problemática del desabastecimiento de los medicamentos.

En ese entonces, se hizo un análisis profundo y se percataron que, si bien es cierto, existen algunas aristas o nudos críticos, el desabastecimiento se produce porque existen oligopolios, específicamente de los importadores de medicamentos que son lo que en su interés rompen las licitaciones de precio único, que viene haciendo históricamente la CSS.

Para Osorio, la única forma de romper con este desabastecimiento, es a través de compras directas, pero en el extranjero.

Resaltó que el decreto tiene un problema “inconcebible” de forma, ya que cataloga que pueden ser contratistas de las instituciones públicas, figuras naturales y no solo jurídicas.

“Esto es una aberración, definitivamente en estas cosas tan serias de medicamentos, uno tiene que pedir o exigir, que las personas sean jurídicas para que tengan un mínimo de responsabilidad civil y penal sobre la cual actuar”, recalcó.

También mencionó que tal vez se crea, de buena intención el que no se exija el registro de medicamentos, lo que tendría sentido si se está haciendo compras directas con organismos internacionales serios, como ejemplo, las agencias de las Naciones Unidas.

Sin embargo, si se quita este mecanismo, una vez declarado el desabastecimiento se intentará hacer una compra nacional, cuando ya la compra nacional fue bloqueada, por personas que no quieren que haya abastecimiento, llegando a la compra de medicamentos que están sin registro sanitario en Panamá, pero con un mecanismo que no es serio, internacional de las Naciones Unidas, sino a cualquiera persona natural que los ofrezca.

Osorio fue más allá al indicar, que el problema del dietilenglycol ocurrió, porque durante tres meses la Asamblea Nacional hizo una excepción al registro único y en estos tres meses se coló la venta de esta materia contaminada.

Destacó que los cuatro proyectos que fueron propuestos para atacar el desabastecimiento, ninguno por si solos eliminara este problema, ni siquiera haciendo un mix de estos, tampoco se hará porque están apuntando a medidas muy puntuales.

Sugieren entonces, que las compras sean directas a organismos internacionales, pero dos años de un convenio para la modernización del Estado en este sentido, para usar las buenas prácticas utilizadas en Europa y que ya otros países Centroamericanos ya han hecho.

Si te lo perdiste
stats