TVN plus En vivo

Día de las Frutas, piden incluirlas regularmente en la dieta para prevenir enfermedades

Invitan a las personas incluir el consumo regular de frutas en su dieta.
Invitan a las personas incluir el consumo regular de frutas en su dieta. / Cortesía Minsa.

Las personas que consumen frutas a diario se alejan por ejemplo de varios tipos de cáncer y problemas cardiovasculares, explicó la jefa del departamento de Nutrición del Ministerio de Salud (Minsa), Celestina Delgado.

Hoy, lunes 3 de mayo, en el día regional de las frutas el Minsa motiva a la ciudadanía en general, el consumo de al menos tres porciones de frutas al día, para llevar un estilo de vida saludable.

En el primer semestre del año, la producción nacional oferta frutas tropicales, ricas en nutrientes entre ellas están: mango, marañón, piña, sandia, limones, papaya, melón, naranja, mandarina, entre otros frutos que ayudan a fortalecer el organismo.

La fruta es una parte importante de la alimentación que no puede faltar en la dieta diaria porque además de ser beneficiosa para el organismo por la abundante cantidad de nutrientes que lleva, es necesaria para garantizar muchas de las funciones que el cuerpo necesita realizar todos los días.

Entre otros beneficios de las frutas están:

  • Aportan vitaminas al organismo
  • Aportan minerales necesarios para llevar una vida sana
  • Son fuente de antioxidantes
  • Contienen fibra
  • Ayudan a evitar la retención de líquidos
  • Favorecen la salud cardiovascular

Este año el lema que promueve la Organización Mundial de la Salud, es “más frutas, más vida” y es una coyuntura perfecta para motivar a las personas a llevar una vida sana con el consumo diario de estos nutrientes.

Por su parte, la Fundación Panamá Saludable emitió un comunicado en el que sostienen que “algo tan sencillo como comer frutas y vegetales diariamente puede cambiar por completo la calidad de vida de las personas.

Agregan que, la evidencia científica relaciona el consumo de frutas y vegetales con menor incidencias de resfriados y otras infecciones, mejor control de las glicemias lo que evita o ayuda a controlar la diabetes, mejor control de las presiones arteriales, más saciedad lo que ayuda a controlar o perder peso corporal, favorece el buen funcionamiento y cuidado del sistema cardiovascular, el buen funcionamiento de muchos ciclos químicos del cuerpo e incluso una dieta alta en estos alimentos previene el cáncer.

Explican que las frutas y vegetales contienen fibra, vitaminas, minerales, agua y antioxidantes.

La fibra: ayuda a dar sensación de saciedad, lo que es importante para controlar la ingesta de otros alimentos, moderando la ingesta de calorías extras, favoreciendo la pérdida de peso y el combate a la obesidad. También apoya la buena digestión de los alimentos y evita el estreñimiento.

Entre las vitaminas que más destacan están la vitamina A que sirve para desarrollar los huesos y la visión, y la vitamina C importante para el sistema inmunológico, las encías y reparar tejidos. La principal fuente de vitaminas de la dieta proviene de las frutas.

Los minerales que aportan en mayor cantidad son el potasio y el magnesio. El potasio ayuda a regular la presión arterial, la conexión entre los músculos y los huesos, y al flujo de nutrientes por las células. El magnesio interviene en las reacciones bioquímicas del organismo, regulación del tracto intestinal, formación de células de defensas y buen funcionamiento del sistema nervioso, entre otras.

El agua es el principal componente tanto de las frutas como de los vegetales, lo que impacta en su contenido de grasas. Este beneficio se traduce en menos colesterol y triglicéridos en la sangre, “ayudándonos a cuidar la salud cardiovascular”.

Contienen antioxidantes, que son excelentes aliados contra el daño degenerativo de diferentes tejidos, ayudando así a protegernos de ciertas enfermedades cardiovasculares, del sistema nervioso, e incluso del cáncer.

La fundación recalca que incluir esos alimentos en la dieta diaria puede salvar vidas al evitar el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, mejorando su calidad de vida y esperanza de vida.

En la dieta panameña se suele evitar el consumo de estos productos, evite el consumo de azúcares y aceites y en su lugar invierta este presupuesto en frutas y vegetales como decisión individual.

Consideran que se necesitan políticas públicas por parte del Gobierno que, favorezcan el acceso a esos saludables aliados como: subsidio a los productores de estos alimentos, el subsidio puede provenir de impuestos al consumo de productos con alto contenido de sodio, grasas saturadas y azúcares simples, para ello se necesita el reporte de estos nutrientes críticos a través de un etiquetado frontal de advertencia nutricional por lo que Panamá debe normar el etiquetado nutricional como acción inicial para mejorar los sistemas alimentarios.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats