Aspiran a que la mujer tenga más acceso en la toma de decisiones

Día Internacional de la Mujer

Lo ocurrido con el caso de la menor de edad que fue violada y posteriormente resultó embarazada, es “apenas la punta del iceberg” de todas las vejaciones, discriminaciones e inequidades que soportan las mujeres.

¿Cuál ha sido el rol de la mujer panameña en tiempos de pandemia? / TVN Noticias

La salud sexual y reproductiva, el acceso a la toma de decisiones determinada por la participación paritaria en los torneos electorales, así como la pérdida de empleos, son tres de los principales retos que afronta la mujer, hoy día en que la pandemia vino a redoblar la carga hacia el género, precisó la directora del Instituto Nacional de la Mujer de la Universidad de Panamá, Aracelis De León.

Resaltó que, en el tema de la toma de decisiones, la vida cotidiana las necesidades prácticas de la mujer son muy diferentes a la de los hombres y como son los varones quienes toman decisiones, quienes deciden las políticas públicas, la mayoría de las veces nunca tienen el horizonte sobre tales necesidades.

En cuanto al tema laboral, destacó que existe “un imaginario social”, que le adjudica la responsabilidad familiar, entonces, hay muchas mujeres que, habiendo estudiado y estando en la capacidad de trabajar no son incorporadas al mercado laboral, por lo tanto, ellas no cotizan, no tienen luego una cotización que las respalde en su vejez.

En Panamá se considera que el 25% de las mujeres mayores de 15 años no tienen ingresos propios, lo que puede incrementar al 40% en el área rural y en el indígena hasta un 50%.

Salud sexual y reproductiva

En el plano de la salud sexual y reproductiva, la docente sostuvo que desde el 2010, Naciones Unidas demostró estadísticamente que la mayor brecha o desventaja entre hombres y mujeres alrededor del mundo, incluido los países desarrollados, radica precisamente en la salud sexual y reproductiva.

Esto basado en que el tema para muchos todavía es tabú, los hombres no se embarazan y en ausencia de educación sexual formal en las escuelas, algunos grupos han dicho que esto debe ser un trabajo de la familia, pero “es sabido que no es fácil hablar de sexo” y además, hay muchos hogares con una mujer sola al frente.

“La educación sexual debe ser una responsabilidad del Estado e impartida en el sistema escolar desde la más temprana edad”, recalcó.

Explicó en el programa Mesa de Periodistas, que lo que más resta desarrollo humano en el país es precisamente, la enorme taza de embarazo adolescente que es mucho más grande que el de Costa Rica o el par sureño Uruguay.

Otro indicador que le resta desarrollo humano, no solo a la mujer, sino también al país, es la alta mortalidad materna, sobre todo en el área indígena donde muchas mujeres no tienen acceso a la atención prenatal, todo esto implica que existe “una gran deuda”, con las mujeres panameñas en el tema de salud sexual y reproductiva.

El abuso sexual, recalca De León, es la última expresión de la inequidad que sufren las mujeres.

Resaltó que lo ocurrido con el caso de la menor de edad que fue violada y posteriormente resultó embarazada y todo lo que se conoce, es “apenas la punta del iceberg” de todas las vejaciones, discriminaciones e inequidades que soportan las mujeres.

“Hay muchísimas cosas que no son visibles a la sociedad, pero que denigran diariamente a las mujeres”, enfatizó.

stats