TVN plus En vivo

Lectoescritura y matemáticas, el talón de aquiles de los estudiantes de primaria

Educación Panamá

Cuáles son las deficiencias de los estudiantes tras dos años de pandemia

En septiembre de este año, Unicef advirtió que los niveles de aprendizaje de niños y niñas de 10 años de todo el mundo son alarmantemente bajos ya que se calcula que solo una tercera parte de estos estudiantes pueden leer y comprender una historia sencilla escrita, mientras que antes de la pandemia eran la mitad. Los cierres prolongados de las escuelas y la falta de acceso a una enseñanza de calidad durante la pandemia de covid-19 agravaron una crisis de aprendizaje en Panamá y el mundo. Pero, ¿cómo terminaremos este año escolar 2022, en el que además del lastre por el covid, los estudiantes se enfrentaron a otro cierre de aulas debido a las masivas protestas de julio pasado que se extendieron durante más de un mes?

Al respecto, la ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos no se atrevió a ponerle una calificación, sin embargo, reconoció que sigue siendo un año lectivo de muchos retos y desafíos ya que la recuperación del tiempo perdido durante la pandemia le tomará varios años y varios periodos a los sistemas de educación de la región.

No obstante, Gorday destacó que en virtud de la información recabada hasta el momento y haciendo una comparativa entre el primer trimestre y el segundo trimestre, se ha podido observar una leve mejoría en las calificaciones de español en estudiantes de primaria, lo que es un paso importante en vista de las desventajas que afronta el sistema público. Indicó que a partir del 21 de noviembre se desarrollará la segunda fase de la prueba diagnóstica para estudiantes de primaria en relación a la lectura compresiva, una prueba que en su primera fase arrojó resultados graves en el que se reveló que estudiantes de quinto grado aún no habían desarrollado su proceso lector.

La titular de Educación señaló que transcurrido dos trimestres y haciendo el ajuste por la huelga de docentes, se han podido ver hallazgos positivos en algunas escuelas de Colón y Herrera con la puesta en práctica del Programa de Recuperación Integral y “Aprendamos todos a leer”.

A nivel de regiones educativas, Gorday reconoció que el gran reto del sistema educativo de Panamá lo representan las comarcas, sus áreas de difícil acceso y las escuelas ranchos. 

En cuanto a la propuesta de dedicar más horas de enseñanza en materias específicas, la ministra informó que en estos momentos los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana y el Caribe, están considerando hacer una propuesta formal para enfatizar los próximos dos años en habilidades específicas de aprendizaje en español, matemáticas, comprensión lectora y ciencias.

Lectoescritura y matemáticas, los pilares a reforzar en materia de educación

Tras dos años de educación virtual y a distancia, a pocos meses de terminar el año lectivo 2022, finalmente se empiezan a ver los resultados de los métodos aplicados durante la pandemia, con el retorno a clases de forma presencial en el año actual.

Nadia De León, Consultora en Educación del Centro de Investigación Educativa de Panamá, dijo que, aunque aún no se cuenta con una data rigurosa sobre la situación actual, se puede hacer un análisis con las calificaciones de los estudiantes, sin embargo, con los pocos datos recabados se puede determinar que existe una brecha importante en lectoescritura que preocupa mucho.

Aseguró que existe un alto porcentaje de niños entre primero, segundo y tercer grado que aún no leen, mientras que otros están atrasados en lectoescritura, lo que preocupa más que las matemáticas.

De León afirmó que la situación en Panamá no es diferente a la de otros países, pues la brecha es la misma, solo que está más marcada en escuelas oficiales que en particulares, y en el caso de Panamá se palpa más en las comarcas y la provincia de Bocas del Toro, o sea, niños que ya tienen retos, son los más resentidos.

Agregó que no hay que enfocarse solo en estos niveles de escolaridad, pues los de cuarto, quinto y sexto tienen resultados más preocupantes, es decir que el efecto es acumulativo, como si se estuviera construyendo sobre bases débiles.

Recordó que los niños de primero a tercero no asistieron a las escuelas de forma presencial por la pandemia por lo que hay que elaborar métodos de enseñanza, retransformar lo que se hace en las escuelas enfocándose en lo que necesitan los estudiantes, echando para atrás.

Para la consultora, todas las materias son importantes a largo plazo, pero si hay que priorizar en algo es en la lectoescrituras y matemáticas, por lo que se ha recomendado aumentar las horas, pero aclarando que no es solo más horas, sino qué es lo que se va a hacer en ese tiempo, que haya flexibilidad, esfuerzo y la capacidad de darle a los niños lo que necesitan.

Resaltó que los educadores con los que cuenta el sistema tienen toda la pasión y herramientas que necesitan para enseñar a los estudiantes, sin embargo, no están preparados para la situación actual, por lo que el sistema debe proveer información, evaluaciones de lo que se hizo y se puede hacer de dónde está cada niño, asegurando que en algunas escuelas se ha implementado el método y los docentes lo ha usado. 

Si te lo perdiste
stats