'Nadie debe morir de SIDA', una campaña para 'romper estigmas'

Salud en Panamá

Siguen muriendo personas por VIH/SIDA

Romper los estigmas, la homofobia y el temor a realizarse una prueba de detección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), podría ser la diferencia entre la vida y la muerte de una persona que padece la enfermedad, la detecta y busca ayuda a tiempo.

Para el doctor Orlando Quintero, de la fundación Probidsida, hoy día nadie debe morir de SIDA, sin embargo, una o dos personas están muriendo, resaltando que las pruebas para detectar el virus son rápidas y fáciles, indicando que el 99% de la población general son negativos, en la población HCH un 20% puede ser positivo y en la población trans puede estar en el 35% de prevalencia.

No obstante, aclaró que el VIH es una enfermedad de transmisión sexual, y siendo todos agente sexual no se puede estigmatizar, por lo que solo una prueba puede determinarla.

Indicó que muchas personas cuando se van a hacer la prueba hacen un retroceso de su historia de hasta 10 años para ver las posibilidades que tiene de estar infectado, además la discriminación y la homofobia en Panamá es muy fuerte.

Quintero manifestó que es necesario sensibilizar y concienciar a las personas sobre el VIH y las posibilidades de quedar infectado para que asuman responsabilidad, se protejan y se cuiden porque a las personas no les gusta usar preservativo.

Resaltó que Panamá es uno de los primeros países afectaos con la epidemia en América y el segundo en Centroamérica, por lo que es un caldo de cultivo. Destacando que no hay educación sexual, una vida nocturna es fuerte, hay una crisis familiar y de valores que hacen el país un caldo de cultivo para el VIH.

Sobre la incidencia del VIH/SIDA en la comarca Ngäbe Buglé, señaló que para el 2021 no había ni un solo caso de esta enfermedad, pero desde entonces esta ha ido aumentando drásticamente.

Agregó que antes la edad más afectada era de 30 en adelante, pero ahora las edades más afectadas son entre 20 y 29 años, e incluso en la comarca han muerto tres jóvenes menores de edad.

Nadie debe morir de SIDA

La campaña protagonizada por el boxeador Roberto Durán, muestra el momento en que visitó a Esteban de Jesús, quien murió de Sida. En los recortes de periódicos que inmortalizaron el momento, Durán abraza y besa en su lecho de muerte a Jesús.

Quintero manifestó que hay que ‘bombardear’ a la gente para que se hagan la prueba de VIH y en el caso de conocer a una persona con la enfermedad no discriminarlo, darle un beso y un abrazo porque eso es prácticamente una terapia para estos pacientes. 

stats