Actualidad

Penitencia de Alejandro

Sus hermanitos le aconsejaron que reto y ahí a darle vuelta a la ruleta. Para su buena suerte no le tocó usar la piscina, pero si algo complejo para él: pararse con las manos y dar tres pasos.

Alejo intento con un almohadón poner la cabeza para poder levantar el cuerpo, pero no funcionó.  Otro de sus hermanitos le mostró cómo hacerlo y manos a la obra.  Luego de más de tres intentos logro pararse de manos y dar dos pasos.  El resto de los chicos dio por hecho el reto y le aplaudieron al final.