Dra. Carla Pino

Ante una separación ¡A quién se le otorga la custodia del niño! a la madre o al padre

Partimos del hecho de que Custodia Legal y Patria Potestad son dos términos distintos, es decir, la primera es aquella que un tribunal decide en el caso de una separación; la patria potestad son los derechos y obligaciones que tienen todos los padres hacia sus hijos desde que nacen.

La Patria Potestad, el padre o madre no la pierden, es un derecho del menor estar con sus padres. Ahora, si la relación entra en un proceso de separación, se prueba ante un juez que el niño está expuesto a peligro por parte de uno de sus progenitores, está es una razón por la que se puede perder custodia y patria potestad, porque el menor esta siendo expuesto al peligro.

En caso que la madre o el padre realicen una actividad de trabajo, por ejemplo, trabajo sexual; pero el trabajo no involucra, no expone al menor al peligro. No hay razón para alejar al menor de su padre o madre. Ya que el trabajo es una cosa y el trato de respeto, amor y confianza que se le da al menor demuestra que son buenos padres. Independiente del trabajo que desempeñen para ganarse la vida ¡Ojo! se debe probar que el menor no esta en riesgo o en peligro. Son las pruebas las que definen.

Recordemos que cuando una pareja se separa, el divorcio se puede dar de la mejor manera, primando el interés del menor.

En el caso de que el juez decide por una Custodia Compartida: Es la que se decide a través de estipulación legal, el menor comparte con ambos, el tiempo es equitativo. En algunos casos se estipulan las visitas claramente, ya que es un derecho del menor compartir con los dos.

La abogada aclara que cuando el padre no aporta económicamente, se comete el error de alejar al menor de su padre porque no aporta, en este caso, se viola el derecho al menor de ver a su papá. Lo indicado es ir a las autoridades para solicitar una pensión, pero no puedes privar al menor de compartir con su papá.

Otro caso es cuando el padre o la madre se niega a ver a su hijo, no hay ley que obligue a una visita regular. Si el padre o la madre se niega a compartir con su hijo, es mejor no insistir, los momentos que vive el niño con sus padres no es por obligación o por ley. Sin embargo, el pago de la pensión debe ser obligado por ley.

Al estar a borde de una separación, los padres deben velar por la salud mental, emocional del menor. Tratar que el menor no se afecte, ya de por sí el tema del divorcio afecta al menor. La comunicación es esencial;  las actividades, la educación y los temas del menor aunque los padres estén separados, se deben conversar y tener la aprobación de ambos.