Qatar 2022: Terna arbitral femenina rompió viejo paradigma de los mundiales

Copa Mundial Catar

Stéphanie Frappart (c) y junto a Neuza Back (d)  y Karen Díaz Medina (i)
Stéphanie Frappart (c) y junto a Neuza Back (d) y Karen Díaz Medina (i) / Juan Ignacio Roncoroni
AFP
01 de diciembre 2022 - 16:51

La jueza central francesa Stéphanie Frappart y las auxiliares, la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz Medina, pusieron fin este jueves a 92 años sin una terna arbitral femenina en un Mundial de fútbol masculino.

El trío dirigió el choque definitivo del Grupo E entre Alemania y Costa Rica, con victoria europea 4-2, en el estadio de Al Bayt, en Al Khor, al norte de la capital de Catar, un país especialmente cuestionado por los derechos de la mujer desde su nominación como sede mundialista.

Desde la Copa del Mundo de Uruguay-1930, la primera de la historia, todos los colegiados habían sido hombres, hasta la incursión la noche de este jueves de Frappart, Back y Díaz, con el respaldo de la hondureña Said Martínez como cuarta árbitra y de la estadounidense Kathryn Nesbitt como encargada del órsay en el VAR.

El equipo arbitral no tuvo mayores inconvenientes al mando de un electrizante juego que selló la eliminación de Alemania en fase de grupos por segunda vez consecutiva, tras Rusia-2018.

Su mayor reto estuvo relacionado con una aparente falla técnica en el intercomunicador con el VAR, lo que demoró un par de minutos la validación del cuarto tanto de los alemanes, anotado por Niclas Füllkrug (89), y en el que Back había sancionado fuera de juego de forma errada.

También se impuso sobre el mediocampista alemán Kai Havertz (73), quien ignoró parcialmente su autoridad luego de que lo llamara al orden por protagonizar un encontronazo con un zaguero rival al celebrar el parcial 2-2.

Las tres árbitras trabajaron junto a su colega Said Martínez
Las tres árbitras trabajaron junto a su colega Said Martínez / Juan Ignacio Roncoroni

- La última barrera -

Frappart, oriunda de Val-d'Oise (al norte de París), rompió a sus 38 años la última barrera que le faltaba en su pionera carrera en el balompié, iniciada en 1996.

Otrora futbolista del AS Herblay de Francia, se apasionó por los silbatos desde los trece años. Pasó un lustro impartiendo orden en la segunda división francesa antes de convertirse en una pionera de la igualdad en el arbitraje.

Fue la primera mujer en dirigir en la élite del fútbol masculino de Francia (2019) y en la Liga de Campeones de Europa (2020). Además, fue nominada para dirigir la Supercopa europea y la Eurocopa (2021).

"Es una gran evolución, un reconocimiento de mis cualidades y competencias. Esta es mi línea de conducta desde el principio, me eligen por mis competencias, no por mi género", sostuvo en un encuentro con medios antes de la pasada Eurocopa.

La terna arbitral junto al jugador costarricense Yeltsin Tejeda
La terna arbitral junto al jugador costarricense Yeltsin Tejeda / Georgi Licovski

- Del país de otra pionera -

En una de las líneas estuvo Neuza Back, oriunda del país de Léa Campos, considerada por muchos la primera árbitra del mundo.

La brasileña, también de 38 años, hizo parte en 2020 de la primera terna de mujeres en arbitrar un Mundial de Clubes junto a su compatriota, Edina Alves, y la argentina Mariana de Almeida.

Nacida en el municipio de Saudades, en el estado de Santa Catarina (sur), se decantó por los uniformes negros inspirada por su hermano, el juez André Back.

Neuza Back también integró el primer cuarteto femenino en pitar un juego de la Copa Libertadores (2021), principal torneo de clubes de América, y tiene más de cien juegos en la primera división del balompié de Brasil.

"El sueño de todo árbitro cuando ingresa al curso de arbitraje es estar en un Mundial. Para mí no era diferente", dijo en un programa del canal brasileño Globo en agosto.   

- Vencer la oposición familiar -

En la otra banda, la mexicana Karen Díaz llegó a la cima del arbitraje en el deporte más popular del planeta luego de más de una década como asistente de línea y la oposición inicial de su familia.

Sin que sus padres lo supieran, empezó a dirigir en torneos barriales para pagar sus estudios en ingeniería agroindustrial. Lo que se inició como un salvavidas económico se transformó pronto en un proyecto de vida.

"¡Qué te pasa! ¡Te vas a morir de hambre!", le dijo su madre cuando supo que se había decantado por ese oficio, recordó Díaz en una entrevista con el diario El País de España en 2017.

La nacida hace 38 años en Aguascalientes, en el estado del centro-norte de México que lleva el mismo nombre, se empeñó en dedicarse a una profesión poco lucrativa, según ella, por encima de ejercer su carrera universitaria.

Debutó como profesional en 2009 y en la primera división mexicana en el 2016, donde cuatro años después se transformó en la primera mujer en oficiar una final. Ha participado en numerosos torneos internacionales de clubes y selecciones de la Concacaf, tanto femeninos como masculinos.

"El arbitraje es una pasión que te desafía todos los días tanto física como mentalmente", dijo en una entrevista con la Concacaf antes del comienzo del Mundial. "Creo que todas las mujeres del mundo somos de desafíos y cada día hay un partido para arbitrar". 

Si te lo perdiste
stats