TVN plus En vivo

Radar: Odebrecht, pueblo, empresarios y lucha social

Radar

Bloque 1: Caso Odebrecht, corrupción e impunidad

Panamá/Odebrecht, la mesa del diálogo y las lecciones que puede aprender Panamá de los movimientos sociales en Chile fueron los temas discutidos este domingo 11 de septiembre en Radar.

Juzgar al poder

El caso Odebrecht representa no solo a individuos, sino a gobiernos completos y al propio sistema de justicia panameño.

“La sociedad panameña está juzgando a la administración de justicia y en el fondo la sociedad panameña se está juzgando a si misma si puede juzgar al poder. Ya ha demostrado que puede juzgar a quien no tiene poder”, señaló el abogado Carlos Barsallo, de Transparencia Internacional.

Para Barsallo, es importante prestar atención a los tiempos.

“La pena de contrataciones públicas va de 6 meses a 2 años, y la prescripción sería de 2 años una vez cometidos los hechos. Todos los actos que pasaron antes de 2020 ya están prescritos en cuanto a falsedades en las contrataciones públicas”, advierte.

El delito con mayor tiempo de prescripción es el de blanqueo de capital, que tiene 12 años. El caso Odebrecht, comentaron los panelistas, es como un niño que empieza en prekinder y termina la secundaria. Incluso, podría sacar un doctorado extendiéndose con los recursos que se presenten en el futuro.

Los tiempos legales pueden ser determinantes en la corte, pero el pueblo panameño podría exigir la justicia por su propia cuenta.

“Después de lo que ha ocurrido en julio y agosto, el levantamiento cívico popular, está enervado el país todavía. Si aquí no hay justicia, ese país que se levantó pidiendo justicia social pudiese alimentarse con la injusticia una nueva confrontación que va a tener mayores dimensiones porque se incorpora ahora el tema de justicia a los reclamos que ha habido hasta ahora”, apuntó el analista político, José Eugenio Stoute.

Diálogo, pueblo y empresarios

El fruto de las protestas y el malestar social fue la creación de una mesa de diálogo. De ella salieron acciones, algunas de las cuáles ahora están siendo demandadas por el sector empresarias, que reclama un asiento en la mesa.

“Hay dos caminos. O nos vamos hacia el establecimiento de un diálogo fructífero para la nación, para encontrar soluciones permanentes a los problemas que nos aquejan, o nos abocamos a la confrontación. Yo siento que la acción de Conep, tienen su derecho a hacerlo, pero apuesta más a la segunda alternativa, ir a una confrontación”, destacó Eduardo Gil, de Convergencia Sindical.

Por otro lado, los empresarios defendieron su posición.

“Hay imperfecciones del mercado, pero dentro de la línea de imperfecciones del mercado, nosotros consideramos que la única forma de sentarnos a resolver lo que el sistema económico concede como la forma de fluir entre todos nosotros es que todos los agentes económicos estuviéramos sentados en la mesa resolviendo los problemas que hoy no se han podido implementar por la ausencia del sector que tiene que ver con la implementación”, recalcó Alicia Jiménez, de la Gran Alianza por Panamá.

Lecciones desde Chile

Chile también experimentó convulsiones sociales, con protestas masivas que llevaron a cambios en la Constitución.

El consultor político Juan Forch no ofrece una respuesta fácil, pero envía un mensaje que aplica para toda nuestra región.

“Si en nuestros países se cumplieron a cabalidad las leyes, si tuviéramos respeto a nuestra institucionalidad, podríamos disminuir notablemente la corrupción porque no hay ninguna ley que permita malversación de fondos, no hay ninguna ley que permita la contratación de personal injustificadamente, no hay ley que permita el mal uso de privilegios, no hay ley que los propios interesados sean los que determinen las nuevas condiciones de su trabajo o de sus privilegios”, enfatizó.

Temas relacionados

stats