Divorcio: cómo afecta a tus hijos

Divorcio: cómo afecta a tus hijos
Divorcio: cómo afecta a tus hijos
27 de mayo 2014 - 13:22

Sin duda alguna, un divorcio es una situación dolorosa para una pareja, pero es aún peor cuando hay hijos de por medio. Psicólogos aseguran que son los niños o adolescentes quienes más sufren este proceso de separación, por eso es importante que los padres dupliquen su atención hacia ellos para ayudarlos a superar el momento.

¿Cómo puede tu hijo entender la separación de sus padres?

Los hijos de padres divorciados son más propensos a desarrollar problemas personales y de conducta, pero hay diferencias entre los niños y en la forma de afrontar la situación que tiene cada uno. De todas formas un divorcio no tiene por qué ser extremadamente dañino para un niño si se tienen en cuenta ciertas medidas y precauciones

Mientras más pequeño sea tu hijo, más difícil será para él entender y afrontar esta situación, aunque se trata de una separación, lo mejor es que los padres se mantengan unidos en cuanto a temas de sus hijos respecta.

¿Cómo influye en tu hijo el divorcio de sus padres?

Un divorcio influye en muchos aspectos de la vida de tu hijo, pero dependiendo de su edad será su reacción ante esta situación:

De 2 a 6 años:Es una edad difícil ya que puede sentirse culpable por no portarse bien, a esta edad el pequeño siente un gran temor de quedarse solo y sin la protección de sus padres. Las conductas regresivas son normales para un pequeño que afronta esta etapa, volver a orinarse en la cama, chuparse el dedo o hacer pataletas son actos que hace por la necesidad de llamar la atención.

De 7 a 12 años:No saben bien cómo manejarse ante el problema y su dolor. Los niños a esta edad ya tienen una comunicación fluida con sus padres, por lo que harán el intento de convencerlos para que vuelvan, exteriorizando sus sentimientos. En este caso se pueden dar conductas de manipulación o rechazo hacia el padre o la madre.

•En la adolescencia: La depresión, la soledad y el miedo son factores normales, a esta edad los dificultades en el hogar causados por la separación, pueden ampliar los problemas típicos del adolescente. Este caso es más delicado ya que el adolescente puede demostrar agresividad ante sus frustraciones, por eso es importante el contacto frecuente con ambos padres.

¿Qué deben hacer los padres?

•Saber que piensa tu hijo acerca del divorcio y entender sus sentimientos te permitirá ayudarlo.

•Presta atención al comportamiento de tus hijos, toma medidas si los ves deprimidos o agresivos.

•Tu bienestar es importante para tu hijo, recuerda que por más duro que sea para ti el divorcio, debes proyectar tranquilidad a tu pequeño para no transmitirle esos nervios.

•Evita los comentarios negativos hacia tu ex-pareja; los niños no tienen la culpa de los problemas y estas actitudes pueden provocar fallas de conducta, alimentación e incluso sueño.

•Tras la separación los hijos necesitarán más atención, apoyo, afecto, etc., es una manera muy conveniente de evitar cualquier tipo de frustración hacia ellos.

Temas relacionados