De la gloria al infierno: ¿Qué fue de la vida de Charlie Zaa?

Charlie Zaa
Charlie Zaa

Antes de que Shakira, Juanes o Carlos Vives pusieran a Colombia en el mapa mundial, un joven bolerista de una comunidad humilde del barrio de Girardot en Colombia logró conquistar el número 1 de Billboard gracias a su voz de terciopelo. Su debut como cantante romántico rompió todas las expectativas, a tal punto que su disquera, Sonolux, tuvo que contratar personal extra para poder producir en masa su primera producción discográfica. Hablamos de Charlie Zaa, uno de los boleristas más importantes e influyentes de la década de los 90' y 2000'. Sin embargo, las adicciones y los excesos lo marcarían en el punto más alto de su carrera. ¿Qué ha sido de la vida de Charlie Zaa en estos últimos 18 años?

El nombre de Carlos Alberto Sánchez Ramírez seguramente no les sonará a muchas personas, pero su nombre artístico Charlie Zaa todavía resuena en la memoria de fanáticos que disfrutaron de su cúspide musical a mediados de los años 90, cuando el nacido en Colombia se convirtió en uno de los boleristas más jóvenes en conquistar las principales listas de música a nivel internacional. Y si bien logró cosechar varios éxitos en poco tiempo, su vida actualmente no es ni la sombra de lo que alguna vez fue.

Charlie comenzó su carrera musical cuando apenas tenía 12 años y poco a poco fue escalando hasta convertirse en corista del Grupo Niche. Años después, formaría parte de la Orquesta Guayacán y tras concluir su contrato, decidió emprender su carrera como solista animado por el productor Jorge Ramírez quien le propone versionar temas de Julio Jaramillo y Olimpo Cárdenas para convertirlo en un bolerista moderno y sacar provecho de su incomparable voz.

Es así que en 1996, Carlos Alberto, ahora conocido como Charlie Zaa lanza su primer álbum de estudio titulado "Sentimientos", un disco con 20 de los boleros más conocidos de Julio Jaramillo, entre otros. Su voz aterciopelada rápidamente impactó en el mercado musical y dos años después con el lanzamiento de su segundo disco "Un segundo sentimiento", Charlie se convirtió en uno de los cantantes románticos más escuchados a nivel internacional.

Pero su consagración llegaría en el año 2000 con su tercer álbum de estudio "Ciego de amor", bajo la producción de Emilio Estefan Jr. y la colaboración de Jon Secada. Fue el primer álbum de Zaa en incluir temas inéditos como "Donde está el Amor" y "Por tu Amor", sencillo que fue utilizado como tema principal de la telenovela mexicana del mismo nombre. Además se incluye versiones de los éxitos "Con los años que me quedan" de Gloria Estefan y "Pollera colorá".

En ese momento, el cantante estaba en el punto más alto de su carrera, presentándose en los escenarios más importante de América Latina y Europa. De hecho, el artista siguió sacando discos durante la mayor parte de la década de los 2000, sin embargo, el éxito y la fama también trajo consigo el desenfreno, y el exceso con el alcohol y las mujeres lo llevaron a un mundo lleno de lujuria que terminó pasándole factura.

En 2009, tras acumular una serie de denuncias y acusaciones por violencia doméstica en contra de su expareja y varios incidentes provocados por el exceso en el consumo de alcohol, Charlie Zaa decide retirarse y ponerle pausa a su carrera musical.

“El retiro fue obligado, tuve una crisis fuerte en mi salud. Fue difícil aceptar el desorden a nivel del alcohol, de la comida y de las mujeres, de serle infiel a mi esposa. Gracias a Dios y a mi familia logré salir”, confesó el artista por aquella época.

Tiempo después el mismo Zaa revelaría en una entrevista con TV Azteca que en su pasado cometió horrorosos atentados en contra de su esposa, causándole un severo daño y aunque luego se arrepintió y cambió su vida, el daño permaneció por mucho tiempo. Charlie contó que durante esa época de su vida fue una persona demasiado violenta con costumbres bastante extremas, llegando a realizar cientos de cosas inimaginables.

El artista venía acumulando escándalos de infidelidad, abuso y adicción al alcohol desde 1999 cuando fue acusado de golpear a su novia cuando ésta intentaba evitar una discusión con el artista, quien estaba bajo los efectos del alcohol. El hecho ocurrió en Miami, Florida. Sin embargo, antes, Zaa ya había protagonizado otros incidentes relacionado al abuso en el consumo de bebidas alcohólicas.

Luego de unos años, en 2016, gracias a la intervención de su madre quien lo lleva a la iglesia evangélica, Charlie se convierte al cristianismo logrando encontrar paz, prosperidad y sanación en la palabra de Dios. El colombiano asegura que esto lo salvó de la perdición, pues antes, era un hombre demasiado promiscuo, que engañaba a su esposa en cada ocasión que tenía.

Ahora, tras superar sus adicciones y excesos, Charlie Zaa se encuentra dedicado a la iglesia, su familia y ofreciendo pequeños recitales en varios países. Su próxima velada será 11 de febrero en Florida, Estados Unidos donde interpretará un compendio de sus mejores éxitos en una velada en la que celebrará sus 25 años de carrera.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats