TVN plus En vivo

Movilidad eléctrica en Panamá: primeros pasos, ventajas y obstáculos

Medio ambiente

Diversos actores de la movilidad eléctrica en Panamá se reunieron por primera vez para impulsar el desarrollo local de esta tendencia global y para fomentar el conocimiento al respecto.

Percy Garrido, gerente de energy management Enel, el diputado Edison Broce, William Pui, CEO de Green Space E-mobility, Eduardo López, country manager de BYD y Juan Carlos Navarro, cofundador de NSolar.
Percy Garrido, gerente de energy management Enel, el diputado Edison Broce, William Pui, CEO de Green Space E-mobility, Eduardo López, country manager de BYD y Juan Carlos Navarro, cofundador de NSolar. / Helkin Guevara
Helkin Guevara - Corresponsal digital
28 de agosto 2021 - 09:53

Ciudad de Panamá/La movilidad eléctrica consiste en el empleo de vehículos impulsados por energía almacenada en baterías recargables en lugar de combustibles, una transición que se encuentra en pleno auge en Europa y que en Panamá aún es incipiente.

Hablamos de una tendencia que ha logrado alcanzar una cuota de entre el 50% y 70% de las ventas del sector automotriz de Noruega, uno de los líderes en la aplicación de sistemas de movilidad eléctrica, mientras el resto de la Unión Europea y Reino Unido, también preparan el camino para los coches eléctricos con la prohibición de vehículos con motores de gasolina y diésel entre 2030 y 2035.

En Panamá, en tanto, se registran los primeros pasos rumbo al cambio: las ventas de carros eléctricos empiezan a despertar, se han instalado estaciones de carga eléctrica en diferentes puntos del país, hay un anteproyecto de ley sobre movilidad eléctrica en la Asamblea Nacional, se aprecian en las calles sistemas alternativos como scooters y en el sector público de transporte, hay líneas del metro en funcionamiento y se han realizado pruebas piloto con buses eléctricos, la primera de ellas en el Casco Antiguo hace unos años, destacaron los panelistas que participaron en la reciente presentación "Conversatorio con los líderes de la movilidad eléctrica en Panamá" en Casa Catedral. Pero, destacaron, queda mucho trabajo por delante para que el país cuente con la estructura adecuada (más estaciones de carga o carriles especiales para scooters, motos o bicicletas eléctricas) y "todo lo que facilita que esta tendencia fluya".

"La movilidad eléctrica ha avanzado tanto que en muchos países no tiene sentido tener un auto que no sea eléctrico. En Holanda, por ejemplo, puedes literalmente recorrer el país entero en un coche eléctrico gracias a la eficiencia del sistema (...) No podemos esperar que salga una regulación para que Panamá se sume a la tendencia; por ello quienes tenemos una visión en esa dirección, hacemos este primer conversatorio para empezar a trabajar", apuntó William Pui, CEO de Green Space E-mobility.

El transporte es responsable de 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina y el Caribe.
El transporte es responsable de 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina y el Caribe. / Pixabay

En Panamá ya se han registrado varios hitos de la movilidad eléctrica, como el recorrido de ida y vuelta que realizó hace unos meses un carro eléctrico desde la ciudad capital hasta Chiriquí, resalta Eduardo López, country manager del fabricante de vehículos BYD. "Fuimos y regresamos en un carro eléctrico, hicimos algunas paradas para recargar en Coclé y en Veraguas, aprovechando que varias empresas cuentan ya con puntos o estaciones de carga por todo el país", resaltó López.

La autonomía de los carros eléctricos, prosiguió López, empezó en 180 o 250 kilómetros y hoy supera los 500, 600 y hasta 800 kilómetros, proporcionando un mayor rendimiento que un tanque de combustible a tope. López lo explica desde su experiencia como usuario de un auto eléctrico: una carga completa de batería rinde para unos seis días de mucho movimiento y representa $7.60, mientras que un tanque lleno de combustible está hoy a unos $40; el ahorro es de más del 50%.

Precisamente, uno de los objetivos del conversatorio es empezar a fomentar la educación sobre una tendencia eficiente, sostenible de la mano de fuentes de energías renovables y que, de momento, no se entiende por qué es necesaria, recalca Pui, ingeniero panameño que ha participado en proyectos sobre energías alternativas y movilidad eléctrica en Noruega, Portugal, España y Holanda.

Uno de los siguientes pasos de la movilidad eléctrica en Panamá será empezar a incursionar en los vehículos del transporte público y de carga, tras planes pilotos desarrollados en los últimos años, con resultados favorables en el renglón de ahorro económico, agrega López.

El transporte público es el segmento que más velozmente se está electrificando en la región, según el informe Movilidad Eléctrica: Avances en América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con flotas de varios cientos de autobuses en Chile, Colombia, Ecuador o Brasil.

Según el informe, unos 6,000 nuevos vehículos eléctricos livianos se registraron entre 2016 y 2019 en América Latina y el Caribe.

Si te lo perdiste
stats