Stuttgart y Múnich lideran las ciudades alemanas con la peor calidad del aire

Humo procedente de la combustión de un motor de un coche sale de dos tubos de escape en Munich, Alemania
Humo procedente de la combustión de un motor de un coche sale de dos tubos de escape en Munich, Alemania / EFE
Efe
17 de junio 2019 - 10:45

Las ciudades de Stuttgart y Múnich (sur) están entre las que tienen peor calidad del aire en Alemania al superar en 2018 la concentración promedio de 40 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO2) por metro cúbico, informó hoy la Agencia Federal de Medio Ambiente.

En total, 57 ciudades superaron este límite europeo de calidad del aire, comparados con las 65 del año anterior, según indican los datos recopilados por 500 estaciones de medición en toda Alemania.

El promedio anual de los valores de NO2 en las estaciones de medición relacionadas con el tráfico disminuyeron con respecto a 2017 y marcaron alrededor de 1,5 microgramos por metro cúbico.

En comparación con el año anterior, en 2018 el límite no se excedió en 13 ciudades, mientras que cinco ciudades nuevas se situaron por encima del valor máximo.

Stuttgart, Darmstadt (suroeste) y Múnich son las tres ciudades que encabezan la clasificación de las que registraron las concentraciones mayores de NO2, según los datos oficiales.

Maria Krautzberger, presidenta de la Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA), subrayó, que a pesar de las tendencias en "la dirección correcta" en relación con la calidad de la aire en las ciudades, "las medidas adoptadas hasta el momento no son suficientes para garantizar que el valor límite de la UE para NO2 en el promedio anual para la protección de la salud se respete realmente en todas partes”.

Además, destacó la necesidad de las actualizaciones de software junto con la adaptación de los antiguos automóviles diésel con catalizadores "efectivos" para reducir "significativamente" las emisiones de óxido de nitrógeno.

Los requisitos legales para la aprobación de dichos catalizadores están disponibles y las compañías de reequipamiento han pedido solicitudes iniciales para automóviles, agregó, por lo cual los fabricantes deben prestar apoyo financiero a dichas empresas y a los clientes.

Aunque el límite de partículas finas - un máximo de 35 días con valores promedio diarios superiores a 50 microgramos por metro cubico- se sobrepasó en 2018 en una estación de medición industrial, el dato es "todavía demasiado alto y representa un riesgo para la salud", consideró la UBA.

Temas relacionados