Panamá exportará millones de moscas congeladas a Uruguay

Suramérica

Se estima un aproximado de 40 millones de dólares perdidos anualmente en Uruguay por la larva.

Las moscas
Las moscas serán suministradas por la Comisión Panamá-Estados Unidos para la Erradicación y Prevención del Gusano Barrenador del Ganado (Copeg)
Sol Eisenberg
05 de julio 2022 - 15:13

Una crisis de parásitos llevó a Uruguay a tomar la acción de importar a partir del 2023, millones de moscas congeladas desde Panamá para combatir al gusano barrenador del ganado, anunció el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay

La decisión llega después de millonarias pérdidas anualmente por la parasitosis causada por las larvas de la mosca Cochliomyia hominivorax, o mejor conocidas como gusano barrenador del ganado. Este es atraído por heridas y zonas húmedas de animales de sangre caliente.

La noticia llegó después de que el ministro uruguayo Fernando Mattos Costa visitara la planta de la Comisión Panamá-Estados Unidos para la Erradicación y Prevención del Gusano Barrenador del Ganado (Copeg) donde observó el proceso.

Posteriormente Mattos le informó al medio El Observador que desde septiembre del 2023 liberarán semanalmente entre 25 y 30 millones de moscas para cubrir unos 1.000 kilómetros de frontera con Brasil y Argentina.

Copeg anualmente produce 100 millones de estas moscas a las que se les aplica radiación para que no dejen de ser viables desde el punto de vista reproductivo.

Las moscas llegarán a Uruguay congeladas en la etapa de “pupas” (antes de convertirse en moscas adultas) y en laboratorios se revivirán bajo un proceso de exposición a temperatura ambiente.

Cada semana estas moscas serán dispersadas en aviones, de sur a norte del país, utilizando una máquina que raciona la cantidad.

En una conferencia de prensa, Mattos expresó, sobre la importancia del apoyo de los países vecinos para controlar la crisis, que “no hay barreras geográficas sanitarias, cuando se quiere tomar un posicionamiento de sostenibilidad hay que hacerlo en conjunto y en eso tenemos que trabajar alineados.”

“Estamos con las manos tendidas para trabajar en todo lo que potencie nuestras manos productivas”, explicó.

Sobre la financiación, en la última Rendición de Cuentas fue dispuesta la financiación del primer año por medio de un fideicomiso de 50,4 millones de Unidades Indexadas y recursos del Fondo para el Control de Enfermedades Prevalentes.

Sin embargo, el ministro comentó que en los próximos años las gremiales de productores “serán las responsables de la financiación de este programa”.

Temas relacionados