TVN plus En vivo

Policía española imputa otra muerte al colombiano que descuartizó a una mujer

Foto ilustrativa: Una prisión
Foto ilustrativa: El hombre se encuentra en prisión / AFP
Efe
04 de marzo 2020 - 12:47

La Policía española ha imputado un nuevo delito de homicidio al colombiano Jorge Ignacio P.J., detenido desde diciembre por la desaparición de una joven, según informaron fuentes judiciales.

El nuevo homicidio corresponde a una mujer cuya muerte en Valencia el pasado junio fue archivada y atribuida a una sobredosis de cocaína tras haber mantenido relaciones con un cliente.

La investigación fue reabierta después de conocerse el caso de Marta Calvo, la joven de 25 años que desapareció en noviembre y a la que descuartizó, ante la posibilidad de que Jorge Ignacio P.J. hubiese repetido el mismo "modus operandi" con otras mujeres fallecidas recientemente por una supuesta sobredosis.

Una vez recibidos los informes del Instituto Nacional de Toxicología, las mismas fuentes explicaron que se pudo determinar que la mujer falleció después de que se le introdujera en el cuerpo una gran cantidad de cocaína.

Paralelamente, las pruebas de ADN recogidas en la vivienda de la fallecida constataron que el sospechoso también estuvo presente en el lugar de los hechos.

Además, las mismas fuentes indicaron que la policía también imputa al detenido una tentativa de homicidio a una tercera mujer, aunque no concretaron detalles porque el caso fue declarado secreto por el juez.

Junto a los dos delitos que la Policía española imputa formalmente a Jorge Ignacio P.J. (el homicidio y la tentativa de homicidio), la Policía sigue investigando su implicación en una tercera muerte, la de una prostituta de origen brasileño que falleció en abril pasado, también en Valencia, y por la que ya fue detenido en su día.

Mientras, prosiguen las investigaciones policiales sobre la muerte de Marta Calvo y las denuncias de al menos otras tres mujeres que denunciaron al detenido por la práctica de mantener relaciones sexuales con cocaína.

El colombiano, en prisión provisional sin fianza desde el 6 de diciembre, declaró que la muerte de Calvo se debió a un accidente causado por un consumo excesivo de cocaína y confesó que descuartizó el cuerpo y tiró los restos en varios contenedores de basura.

Las autoridades continúan buscando esos restos en el vertedero de basura de Valencia, hasta ahora sin resultados.

Jorge Ignacio P.J. no tenía antecedentes por delitos mayores en España, aunque sí infracciones de tránsito. Sin embargo, fue condenado en Italia por narcotráfico tras encontrarse en su coche varios kilos de cocaína.

Temas relacionados