Sistemas utilizados por la CSS dificultan la gestión financiera, presentan diagnóstico de la entidad

Siga en directo la transmisión.

Inicia rendición de informe de la situación de la CSS / María De Gracia

El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés, en conjunto con su equipo de trabajo realizó la presentación del Diagnóstico Situacional de la CSS ante la mesa plenaria del Diálogo Nacional.

La presentación del director de la entidad se inició con una hora de retraso, debido a discusiones de los integrantes de la mesa del dialogo de temas relacionados con protocolos de quorum y orden del día.

Lau Cortés habló a grandes rasgos de la situación en la que se encuentra la CSS, ya que distintos funcionarios se encargaron de profundizar. Cortes habló desde el origen de la CSS, la evolución, pasando por la creación de los sistemas de fondos, construcción de diferentes infraestructuras como la ciudad de la salud, hasta llegar a la actualidad, cuando se desarrolla el diálogo para definir el futuro de la institución.

Menciono que “tiene esperanzas en el diálogo”.

Detalló que del registro poblacional que se tiene de Panamá de 4.27 millones de personas, 1.47 millones son cotizantes activos, pensionados y población asegurada (34%); 1.52 millones forma parte de la población dependiente (15%), mientras que 1.40 millones de personas es población no cubierta (31%).

Sostuvo que entre los planes de la entidad es no ser una entidad de empobrecimiento de la población, es decir que las personas tengan que usar el dinero que tenían para otras necesidades, como alimentos, por ejemplo, para tener que comprar medicamentos que no se les entreguen en la CSS.

Aun así, se estima que el gasto bolsillo de las personas es de aproximadamente 400 millones por año.

Detalló parte del costo que tiene para la entidad atender a los pacientes con hipertensión y diabetes y se estima que el gasto de 150 millones y 110 millones de dólares al año, respectivamente.

Según el director de la CSS, ejecutan un plan basado en pilares dentro del que se incluye la seguridad del paciente, con el que buscan pasar del “no hay al sí hay”.

Con la pandemia, la CSS perdió 15 mil empleadores activos, pero la entidad siguió pagando sus obligaciones. Actualmente mantienen un plan de austeridad donde dirigen todos los gastos a los pacientes y asegurados

Dijo que la CSS tiene que avanzar en temas de tecnología y resalto que el expediente electrónico funciona muy mal.

En tanto, Zaida González, directora Nacional de Contabilidad, partió su intervención explicando los efectos que se han tenido en la entidad, producto de la implementación de tecnología en las operaciones financieras contables.

En el 2012 se implementó el Sistema Administrativo Financiero (SAFIRO) para atender las necesidades funcionales de las áreas financieras y administrativas. Se instaló como una sola sociedad y no consideró los riesgos que se administra. No se lleva una contabilidad independiente producto de que solo se administra una sola sociedad en el sistema con la implementación de un solo plan contable. Pero se hace una clasificación de ese plan contable para llevar la contabilidad a nivel del sistema a cada riesgo.

No se consideraron áreas indispensables para el registro de las operaciones financieras. No se desarrolló el módulo de prestaciones económicas para la parte contable y se sigue llevando en otro sistema [Mainframe].

El Sistema de Ingresos y Prestaciones Económimcas (SIPE), para el procesamiento de los ingresos de la cuota empleado empleador y para actividades de prestaciones económicas. También se implementó de manera parcial en el área de ingresos y el módulo de prestaciones económica también se desarrolló, pero parcialmente. No dispersa o clasifica la cuota de seguro social a los riesgos de enfermedad y maternidad (IVM).

Lo que quiere decir que a pesar de que se realiza una recaudación, que posteriormente el SIPE la envía a los servidores de la CSS, el archivo segrega el seguro educativo, el impuesto sobre la renta, los riesgos profesionales, pero la cuota de seguro social llega al 100%.

La CSS es dueño del Sistema SIPE, pero no tienen acceso, ni control de la información. Como consecuencia se han aumentado significativamente los procesos operativos contables, con debilidades de control interno.

Nudos críticos

La funcionaria detalló que entre los nudos críticos que se han encontrado para la elaboración de los estados financieros, debido a la implementación incompleta de los dos sistemas SIPE y SAFIRO, la tecnología Mainframe, otro sistema que se usa en la entidad, debió continuar a pesar de su obsolescencia.

Con ello, la fuente financiera para preparar los estados proviene de los tres sistemas (Mainframe, Safiro y SIPE), que no se comunican entre sí, por lo tanto, las transacciones contables en su mayoría se consolidan de forma manual.

La información contable de los ingresos también es procesada de forma manual. Tienen limitaciones para ejecutar cierres mensuales oportunos porque la información del SIPE no les llega al área de contabilidad, de la manera en la que se necesita, oportunamente.

Estados financieros

La mayoría de los estados financieros están auditados hasta el año 2018. Actualmente se ejecuta la auditoría del año 2019.

Cuando llegaron al cargo, dijo que encontraron una condición que estaba siendo muy cuestionada y era que solo estaban auditados los estados financieros hasta el año 2018, de allí se solicita a la Contraloría General de la República para que envíen a su equipo de auditores.

En el año 2018, se auditaron los años 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017. También se hizo la auditoría del año 2018, cuyo dictamen se entregó en diciembre de 2020. El 2020 está en desarrollo.

Conexión de sistemas

Zaida González afirmó que están haciendo tareas innecesarias, porque no tienen los sistemas tecnológicos adecuados, como por ejemplo la consolidación manual de la información, reportes financieros manuales, intervención humana en la migración de la información contable de un sistema a otro.

Requieren que se reimplementen los sistemas Safiro y SIPE, adecuados a las necesidades de la CSS y que tengan interconexión automática entre los tres sistemas que se usan, si es que se continuará con su uso.

Además de eso la entidad requiere controlar la base de datos del sistema SIPE, como dueño absoluto de la información que el sistema genera.

Recaudación

Félix Camargo, director ejecutivo nacional de finanzas y administración de la Caja de Seguro Social, explicó la recaudación institucional 2020-2021. Dijo que la institución ha aumentado los métodos de pago a los empleadores por medio de medios digitales (banca en línea) para la cuota obrero patronal.

Señaló que los gastos por prestaciones económicas aumentaron en un 3%; en tanto que en el subsistema de beneficios definidos los gastos aumentaron en un 3%, por otro lado, el déficit incrementó por la caída de las recaudaciones.

En el componente de beneficio definido se elevó en un 41% por el pago de programas de pensiones. Hubo disminuciones en los fideicomisos, añadió Camargo.

En el diagnóstico del Programa de Vejez, Invalidez y Muerte (IVM), explicó que los usos de los fondos del programa se usaban de manera no adecuada, por eso se aprecia que las reservas disminuyen y los gastos aumentan.

El año 2020 cerró con un excedente aproximado de $353 millones de dólares que ayudarán a financiar el año 2021. Según el director, hay que preparase porque la economía no se va a recuperar tan fácilmente.

Con el programa de vejez a largo plazo se hizo un diagnostico a largo plazo y se creó un escenario mixto, pero luego de estas proyecciones por las características no hay variación significativa entre el crecimiento del PIB con las recaudaciones que se tendrían.

Recursos agotados

En la presentación, se hizo énfasis que las reservas podrían terminar en el año 2025. Y la relación cuota/pensiones de la Caja de Seguro Social utilizando como ejemplo los años 2008-2009 y cómo ésta relación ha impactado consecutivamente el flujo de los ingresos de la CSS.

Para el director, se necesita un brazo financiero sólido, sostenible para el manejo de los fondos de seguridad social, un sistema sostenible de pensiones sin cotizantes con déficit operativo, se requieren fuentes de financiamiento permanente que aseguren la sostenibilidad del sistema.

Fundamento legal del presupuesto ley de CSS

Por ley, el presupuesto de la CSS forma parte del presupuesto General del Estado, según lo estipula la Ley 51 del 27 de diciembre de 2005, y describe la naturaleza jurídica de la entidad.

En el detalle de proceso de formulación para el presupuesto de ley de la CSS se requiere de dos aprobaciones, tanto la interna como la externa. Este proceso requiere de dos debates para la aprobación de dicho presupuesto, y luego tiene que pasar por varias entidades para la aprobación por medio de la vista presupuestaria.

En este caso, la formulación del presupuesto de 2021 se inició el año pasado en el mes de enero cuando aún en el país no se había declarado en pandemia. Y con toda la situación, el presupuesto se proyectó con un crecimiento del PIB de 1.5%, y un cierre estimado de 3.5 %, pero se dio una caída de 17.9% del PIB en el cierre de 2020.

El presupuesto de ley institucional de gasto e inversiones para este 2021 fue de $. 6,123.1 millones de dólares, explicó el director ejecutivo nacional de finanzas y administración de la Caja de Seguro, Félix Camargo.

En ingresos, la CSS es la Institución más grande del país, y recibe más ingresos que la Autoridad del Canal de Panamá, y las principales fuentes son la cuota obrero patronal, los aportes del Estado y los ingresos financiero producto de la inversión.

Temas relacionados

stats