Advierten que robos en fincas también incide en el aumento de precios de producción

Productos nacionales no deben aumentar en los próximos meses

El exministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango, aseguró que para finales de este año no se deben estimar más alzas de precios en productos nacionales, debido a que los costos de producción ya están establecidos y cubiertos, sin embargo, no descarta que factores internos como el juega vivo de los comerciantes haga que se experimente un aumento.

Arango destacó que otro gran problema que enfrentan los productores son los robos que están incrementando, por lo que han tenido que invertir en cámaras y guardias de seguridad, lo que aumenta los costos.

“Hay pandillas establecidas robando en todas las fincas y obviamente eso tiene un encarecimiento muy grande. Lo peor es que como todos sabemos, cuando agarras a estos ladrones y los llevas a la justicia, la justicia está absolutamente ausente en Panamá”, aseveró.

Explicó que hay personas que se están metiendo a las fincas, cortando cerca, robándose el alimento, los cerdos, los pollos, y huevos, habiendo un descontrol absoluto en cuanto a la seguridad.

Es por ello que ahora se tienen que gastar cientos de miles de dólares en seguridad, cuando antes solo eran unos 7,000 dólares. “Están entrando a las fincas y nos sentimos desprotegidos”, sostuvo.

Otro de los factores que incide en el costo de la producción es el atraso en el pago por parte del gobierno, no obstante Arango considera que hay que poner un alto a los subsidios en el sector agropecuario, porque son insostenibles y por otra parte, reordenar la cadena de producción hasta que llegue a la mesa del consumidor, para que todos ganen de forma equitativa.

De acuerdo con el exministro, desde hace mucho tiempo se está subsidiando a productores extranjeros, porque cuando se importan productos se está subsidiando a productores de afuera.

Destacó que el producto nacional es mucho mejor que el importado, porque es más fresco, no tiene vencimiento, y se conoce dónde y cómo fue producido.

“Tenemos que saber que lo peor o el costo más alto que podemos tener es no tener comida”, puntualizó Arango.

Manifestó que si desde hace 25 años se hubiera puesto importancia a la seguridad alimentaria, actualmente no habría la crisis que hay y la producción sería el doble.

Reconoce que el gobierno está haciendo un trabajo importante, pero es algo que está llegando tarde, porque debió hacerse hace mucho tiempo atrás, sobre todo el control de importaciones excesivas y desmedidas que permitían las políticas anteriores.

Sin embargo, el gobierno no tiene control sobre los precios de los fertilizantes y la materia prima como el maíz y la soya que son muy usados en el sector.

También resaltó que no existe control en los intermediarios, debido a que estos venden hasta cuatro veces más del precio original y es por ello que el control de precios no ha funcionado, porque ellos no invierten en producción, pero son quienes obtienen las ganancias.

“Tengo que admitirlo y pensé que en ese momento en una forma transitoria de dos años podría empezar a estabilizar el sector agropecuario luego de quedar destruido en el gobierno de Martinelli. No obstante, esa regulación ya tiene siete años y se ha probado que si regulas al productor y no toda la cadena se deja de producir porque no se gana”, reconoció Arango.

Reiteró que los subsidios son insostenibles, porque solo en arroz se están invirtiendo 80 millones de subsidio que deben pagar los consumidores y en la medida que se consuman los productos nacionales hay mayor competitividad y se pueden bajar los costos.

Si te lo perdiste
stats