TVN plus En vivo

Los aciertos y desaciertos en la lucha contra la corrupción durante 2017

Bloque 1: El personaje del año es Odebrecht / TVN Noticias

El nombre de Panamá se vio afectado al conocerse altos funcionarios y figuras políticas inmersas en escándalos de sobornos contra el erario público. ¿Cuáles fueron los aciertos y desaciertos en la lucha contra la corrupción? los panelistas invitados al último Radar de este 2017 analizaron sus implicaciones.

El personaje del año ha sido el escándalo Odebrecht, el cual, revolucionó con todas sus revelaciones a nivel internacional, arrastrando con ello, el nombre de Panamá y la institucionalidad del país.

La manera en cómo se han destapado los escándalos de corrupción, ha develado algunas fallas como sociedad, y en otros tinglados, ha empezado una lucha para atacar y contrarrestar tantas faltas en el sistema financiero y jurídico panameño.

Para la exprocuradora y diputada independiente, Ana Matilde Gómez, terminando el año no debemos tener ingenuidades al pensar que se sabrían más cosas sobre Odebrecht y sus implicaciones, y hoy solo se conoce a personas encausadas del gobierno del señor Ricardo Martinelli; aunque se reveló que los casos de corrupción permearon a los tres gobiernos que incluye el actual periodo gubernamental.

Lo más triste, es que la presión del Ejecutivo ha sido tan grande, que Panamá no se blindó para que el resto de las contrataciones públicas, bajo el esquema de Odebrecht, dejara de operar en el país.

“A tres años y medio de Gobierno, seguimos con la misma crisis institucional que nos dejó el señor Ricardo Martinelli, con la diferencia que ahora tenemos algunos ministros fuertes”, expresó Gómez.

Por su parte, el abogado, Ebrahim Asvat, considera que Odebrecht ha sido como una bomba de tiempo que han tratado de ir desactivando poco a poco, en el cual, los tentáculos afectan a todos los partidos políticos y ha habido complicidad del Órgano Ejecutivo ante la magnitud de estos escándalos de corrupción.

“El país se está minando de una conducta de corrupción que pareciera ser algo tolerable, y eso es lo lamentable sino lo paramos y castigamos a los responsables (…). La corrupción cuando entra en un país no es algo que se va a poder eliminar, pero se puede controlar”, aseveró Asvat.

Nombramiento de magistradas genera cuestionamientos

El aspirante a la Presidencia de la República, Ricardo Lobana, cuestionó la reciente designación de la fiscal Anticorrupción, Zuleika Moore, la cual va más allá de sus capacidades.

Lo polémico, es que ha sido una de las figuras trascendentales en las investigaciones por el caso más importante de corrupción en la historia de Panamá, para luego ser extraída, tal cual cirujano de las investigaciones y ser colocada en la Corte Suprema de Justicia.

“Hoy vemos al Ejecutivo no solo empujando una designación, sino a una serie de ministros, incluyendo a la vicepresidenta del país desfilando por una Comisión de Credenciales, haciendo un cabildeo absoluto que yo lo catalogo como una injerencia clara del Ejecutivo hacia el Judicial”, afirmó el aspirante a la presidencia panameña.

Lombana siente que la bomba del caso Odebrecht “no se puede desactivar”, e intentar manejarla con criterios políticos o partidistas, es hacerle un daño terrible al país, sobre todo después de conocerse las delaciones premiadas y las declaraciones de importantes figuras de la compañía constructora.

Lo que se pone en juego con este escándalo es la estabilidad del país, por lo que esto debe ser tomado con la seriedad que compete.

¿Encubrimiento?

Luna Vega Abad de Trasparencia Internacional, recordó que los indicios de que este gobierno y los aparatos de justicia no quisieron hacer nada con el caso Odebrecht, están allí, porque hubo revelaciones que iniciaron en Brasil y no fue hasta que los Estados Unidos empezó a presionar cuando entonces salieron al paso a decir que Odebrecht sería separado del resto de las licitaciones públicas.

“Todo parece indicar que es contundente que alguien no quería que se investigara, yo siento que algo muy sospechoso hay detrás de esta investigación”, enfatizó Luna Vega.

Para el excontralor de la República, José Chen Barría, el personaje del año es Odebrecht en América Latina, pero en Panamá, es el Ministerio Público, porque deja una sensación de tristeza. Y lo peor, es que la impunidad va a seguir reinando en el 2018 y se van a seguir pateando la pelota en 2019 y no va a pasar mayor cosa en materia de justicia.

“El gobierno ha desactivado el caso Odebrecht, porque si no lo hubiese manejado como lo hace, estuviéramos como en Perú”, alegó el excontralor.

Panameños distantes ante la corrupción

La realidad, es que la sociedad panameña se siente indiferente ante el caso Odebrecht y la corrupción.

“Los panameños no hemos salido a pelear contra la corrupción, peleamos en las redes sociales, pero no en una militancia donde se aceleren las instancias”, expresó Barría.

Y es que, lo que más se preguntan, es porque si el gobierno tuvo la oportunidad de oro en sus manos, prefirieron dejarla pasar, al no querer cambiar las contrataciones públicas que es lo que llevó a los casos de corrupción.

Finalmente, los invitados al programa Radar, sienten que hay una conspiración para que no se sepa toda la verdad, mientras que los argumentos se han quedado cortos frente a las evidencias que sufre el país en materia de corrupción.

La realidad es que, esta situación ha servido para darnos cuenta de lo que estamos enfrentando y hacia donde deberíamos ir para frenar el impacto negativo que nos ha generado todo este escándalo, donde el nombre de Panamá se ve afectado a nivel local e internacional.

Si te lo perdiste
stats