Radar: Crisis en la CSS, mesa de diálogo y viruela del mono

Bloque 1: Se agotan fondos del IVM: ¿Qué pasará con las jubilaciones?

El futuro de la Caja de Seguro Social, las acciones de la Mesa Única del Diálogo y la viruela del mono fueron los temas discutidos este domingo 4 de septiembre en Radar.

Crónica de una quiebra anunciada

El programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social es una bomba de tiempo.

El consultor actuarial Dino Mon explica la matemática. El programa del IVM dentro del subsistema de Beneficio definido tiene un déficit de aproximadamente 1,000 millones de dólares. En 2023, se estima que esa cifra se incrementará en unos 100 millones y que para 2024 el déficit será de alrededor de 1,300 millones de dólares.

Hay un fideicomiso en el Banco Nacional de 1,091 millones de dólares. Con eso se podría cubrir este 2022. Luego sería necesario usar las reservas de la CSS, que son de unos 1,300 millones en dinero líquido.

“Un jubilado en 2024 va a tratar de pasar a caja a tratar de cubrir su cheque de jubilación y le van a decir que no hay dinero”, advierte Mon.

Las críticas se han volcado hacia la Junta Directiva de la CSS. El precandidato presidencial, Ricardo Lombana llegó a solicitar la renuncia de sus miembros al presidente de la República.

Aida de Maduro es la presidente de esta Junta Directiva y respondió a Lombana en Radar.

“La Junta Directiva tiene la función de ser ese fiscalizador, que se cumplan con los procesos para que la institución siga adelante, para que se den las recomendaciones necesarias para que se hagan modificaciones en la Ley. La Junta Directiva no tiene el poder de decisión de cuáles medidas se van a adoptar”, argumentó.

Existe una solución, aunque Maduro advierte que no es sostenible. El último informe actuarial de la CSS señala que, si el gobierno da un aporte de 3,000 millones de dólares, no sería necesario aumentar la edad de jubilación, subir las cuotas u otras medidas paramétricas. Pero Maduro apunta que es necesario ver de dónde va a salir el dinero y encontrar una solución sostenible en el tiempo.

Mesa única del diálogo

La Mesa Única del Diálogo fue la respuesta al clamor social que sacudió al país con cierres masivos, protestas y enfrentamientos. Está compuesta por diversas organizaciones, cada una con distintos objetivos y agendas provenientes de diversos sectores.

De esta Mesa han salido controversiales medidas, como la rebaja al precio de los medicamentos o la regulación de precios a varios artículos de la canasta básica.

Varios sectores, principalmente empresariales, han reclamado que no tienen silla en este diálogo. La Iglesia Católica, que actúa como mediadora, ha respondido que el diálogo se dividirá en dos fases, y que serán incluidos en la segunda.

Francisco Blanco, coordinador del equipo de facilitación del diálogo, cuenta su experiencia al sentarse con los grupos en la primera fase.

“Cuando nos sentamos con ellos vimos una primera realidad. Ellos no se iban a sentar con nadie, y no se iban a sentar porque no había confianza. No había confianza en el gobierno, no había confianza con los otros grupos, no había confianza con los empresarios, no había confianza con los productores. Si queremos empezar a dialogar, y los problemas se resuelven dialogando, no podemos organizar una mesa donde dicen no”.

Por esta razón, explica Blanco, es que nace la idea de dividir el diálogo en dos fases. En la primera atender a los grupos que estaban activamente manifestándose, y en la segunda buscar cambios estructurales.

“Para lograr una solución sostenible, tienen que tener participación todas las partes involucradas”, recalcó la exministra de Desarrollo Social, Leonor Calderón. “Lo otro es una solución cortoplacista, que no se sostiene en el tiempo. Ya hemos visto todos los problemas en la aplicación de algunas de las medidas porque no son decisiones que se pueden tomar simplemente con la firma de un documento”.

Viruela del mono

A medida que aumentan los casos de viruela del mono en Panamá y el mundo, la población se preocupa cada vez más sobre cómo evitar contagiarse. Existe mucha desinformación. La mayoría de los pacientes son hombres que tuvieron relaciones sexuales con otros hombres, así que muchos piensan que se trata de una enfermedad de transmisión sexual o que solo afecta a la población homosexual.

Pero la enfermedad no solo afecta a las personas homosexuales. Y catalogarla como enfermedad de transmisión sexual puede ser peligroso para la salud pública, como lo explica la bióloga e investigadora del Instituto Conmemorativo Gorgas, Sandra López Verges

“Debido al hecho de que es por contacto estrecho por piel o mucosa, y por supuesto uno de los contactos estrechos más fuertes es una relación sexual, por eso se ven muchos casos en un grupo específico y por una transmisión específica. Sin embargo, si lo clasificamos como transmisión sexual podría malentenderse que la transmisión es solo a través del semen y que protegiéndose con un condón o preservativo es suficiente para no contaminar a la otra persona. Sin embargo, como no es específico de transmisión sexual y hay transmisión por contacto o mucosa, si hay relaciones con condón eso no es suficiente para protegerse porque sigue habiendo contacto suficiente para la transmisión”. 

Hasta el momento hay 11 casos de viruela del mono en Panamá, de los cuáles el 95% fueron por transmisión sexual.

stats