TVN plus En vivo

Pandemia obliga a abogados a cambiar sus hábitos de trabajo

Este 9 de agosto se conmemora el Día del Abogado.

Foto ilustrativa de uso de plataformas digitales para trabajar
Foto ilustrativa de uso de plataformas digitales para trabajar / Pixabay

Abogados panameños han estado acostumbrados a hacer todo físicamente pero ahora en medio de la pandemia han tenido que cambiar la forma de atender a sus clientes. Las reuniones que antes eran presenciales actualmente se hacen por las plataformas digitales como Zoom y Teams y hay sin duda más llamadas y mensajes de Whatsapp.

Aunque por años tal vez se los han dicho, que deben adaptarse a las plataformas digitales, hoy día lo han tenido que hacer de golpe para no perder a sus clientes.

Incluso les ha tocado usar más herramientas como la llave digital para tramitar sus expedientes en el Órgano Judicial.

En este enlace les explican a los juristas cómo hacer para darle seguimiento a los expedientes de jurisdicciones como la municipal, libre competencia y marítima.

Otros han empezado a reforzar sus canales como Youtube, porque sin duda es una manera de conectar con la audiencia digital donde hay muchos potenciales clientes, otros despachos jurídicos han implementado la opción de realizar seminarios web o webinarios gratuitos para abordar los temas más relevantes del momento.

Día del abogado

Este domingo 9 de agosto, Día del Abogado coincido en que un buen jurista debe ser un férreo defensor del Estado de Derecho, la democracia y los Derechos Humanos como expresó la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados.

En muchos escenarios los abogados son mal vistos porque defienden a las personas acusadas de delitos graves, los señalan por supuestamente doblegar la justicia a favor de sus clientes pero a mi juicio eso es relativo porque si las investigaciones fueran lo suficientemente eficaces, sino existiera la corrupción difícilmente podría haber cabida para la impunidad.

No obstante, no debemos dejar de lado que no necesariamente una persona aparentemente culpable lo es, la percepción o suposición jamás deberían ser elementos para sacar una conclusión de ese tipo o hacer un juicio social, siempre es necesario que exista la prueba.

¿Cómo debe ser el abogado panameño?

El Código de Ética y Responsabilidad Profesional del Abogado, aprobado en la asamblea plenaria del Colegio de Abogados y publicado en la Gaceta Oficial 26796 del 31 de mayo de 2011 establece una serie de reglas que deberían cumplir los juristas.

Según este documento el abogado debe tener clara conciencia de que el ejercicio de su profesión se le reserva en interés público y que, por ello, más que un privilegio, constituye una función de profundo sentido social. En consecuencia, el abogado debe:

a) Desempeñar su función con integridad;

b) Procurar el mejoramiento del sistema jurídico;

c) Coadyuvar a la debida divulgación pública de la Ley, para una mejor comprensión de los derechos y deberes jurídicos;

d) Facilitar a todos los ciudadanos la prestación de servicios legales competitivos;

e) Promover activamente el establecimiento y vigencia de la Carrera Judicial, y la plena independencia del Órgano Judicial y el Ministerio Público, como requisitos esenciales para la recta y oportuna administración de justicia;

f) Defender la vigencia permanente del principio de la inviolabilidad de la defensa en asuntos penales.

Otra parte importante de esta norma se refiere al ejercicio profesional. En ese sentido señala que el abogado debe actuar con irreprochable dignidad en el ejercicio de la profesión. El abogado debe cuidar con todo esmero de su honor, eludiendo cuanto pueda afectar su independencia económica, comprometer su decoro o disminuir la consideración general que debe siempre merecer. El abogado deberá abstenerse de ofrecer dádivas a los funcionarios, y, especialmente, en pro de la defensa del decoro; no hará regalo de naturaleza alguna a los miembros del Órgano Judicial ni del Ministerio Público, tenga o no en sus respectivos despachos negocios en tramitación. El abogado debe respetar y cumplir las disposiciones legales que establecen las incompatibilidades para ejercer la profesión y abstenerse de desempeñar cargos y ocupaciones incompatibles con el espíritu de las mismas. El abogado debe reconocer su responsabilidad cuando resultare de su negligencia, error inexcusable o dolo, allanándose a indemnizar los daños y perjuicios ocasionados.

Hay una larga lista de lineamientos que deberíamos cumplir los abogados así que si le gustaría conocer más puede visitar este página.

No olvide compartir sus comentarios a través de las cuentas de Twitter @marosemenatvn o en Instagram a @Rutinario16