TVN plus En vivo

Nadador Ryan Lochte inculpado por falso testimonio de asalto durante Río 2016

Problemas

Ryan Lochte
Ryan Lochte / Matt Hazlett/Getty Images
Afp
25 de agosto 2016 - 17:10

El nadador estadounidense Ryan Lochte fue acusado del "delito de falsa comunicación de crimen" por la policía de Río de Janeiro tras su testimonio engañoso sobre un asalto que dijo haber sufrido durante los Juegos Olímpicos.

"Las investigaciones fueron concluidas este jueves, día 25 de agosto, y el nadador olímpico estadounidense Ryan Lochte fue inculpado por el delito de falsa comunicación de crimen", informó en un comunicado la policía de Rio, que sugirió igualmente a la Justicia que expida una carta rogatoria para que el deportista sea notificado en Estados Unidos.

De la misma forma, las autoridades afirmaron que enviarían una copia de los autos a la Comisión de Ética del Comité Olímpico Internacional (COI), que ya había anunciado que investigaría el caso.

Horas antes, el sitio de información G1 adelantó que la fiscalía de Rio llamará a declarar nuevamente al multimedallista de 32 años sobre los hechos ocurridos en la madrugada del 14 de agosto.

"Una vez citado, comparezca o no a la audiencia, la pena es la misma: uno a seis meses de prisión. Si es citado y no comparece en la audiencia, el proceso sigue sin la presencia del acusado hasta la sentencia final", indicó el comisario Clemente Braune, de la división de Turismo de la Policía Civil de Rio.

La unidad entregará ahora la investigación sobre el "Lochtegate" a la fiscalía, que por su parte citará al nadador, que no puede declarar en Estados Unidos, sino en Brasil, indicó G1.

"No hay ninguna pena por no comparecer, pero sí un prejuicio procesal porque la acción sigue sin su presencia", añadió Braune.

En su comunicado de este jueves, sin embargo, la policía apenas se limitó a notificar de su denuncia a Lochte ante el Ministerio Público, quien debe decidir ahora si presenta cargos contra el nadador.

El incidente ocurrido en plenos Juegos provocó una fuerte indignación entre los brasileños y preocupó a las autoridades en esta ciudad conocida por sus elevados niveles de criminalidad.

'Demasiado exagerada'

La polémica se desató cuando el séxtuple campeón olímpico contó que había sido agredido por falsos policías armados cuando salía de una fiesta en la Casa Francia de Rio junto a otros tres compañeros en la madrugada del 14 de agosto.

Lochte -que conquistó el oro en el relevo de 4x200 en Rio- afirmó que los supuestos agentes les pararon cuando regresaban en taxi a la Villa Olímpica con Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen. Al ignorar las órdenes de uno de los agresores que le pedía que se tendiera en el suelo, "el tipo sacó su arma, la activó, la apuntó hacia mi frente y me dijo 'bájate'", relató.

Pero la policía de Rio aclaró el caso días después, apoyándose en las contradicciones entre los deportistas y en unas imágenes captadas por cámaras de vigilancia. En una multitudinaria rueda de prensa, las autoridades afirmaron que los atletas no habían sido atracados, sino que habían tenido un altercado con los guardias de seguridad de una gasolinera, donde destrozaron un baño y orinaron en las paredes en estado de ebriedad.

Cuando los otros tres deportistas fueron llevados a declarar ante la policía -dos de ellos fueron incluso bajados del avión en el que pretendían regresar a casa- Lochte ya se encontraba en Estados Unidos, adonde había regresado inmediatamente tras ser interrogado.

Desde allí pidió disculpas por su comportamiento y compareció este sábado en una entrevista de la cadena NBC para mostrar su arrepentimiento.

"Soy plenamente responsable de ello, fue demasiado exagerada la historia; si nunca hubiera hecho eso, no estaríamos en este lío", admitió.

Aunque su pedido de disculpas no fue suficiente para sus patrocinadores Speedo USA y Ralph Lauren, que anunciaron el lunes que dejaban de colaborar con Lochte, ganador de 12 medallas olímpicas, entre ellas seis de oro.

Temas relacionados