TVN plus En vivo

Alertan de medidas paramétricas que podrían ser impuestas por la junta directiva de la CSS

Caja de Seguro Social

Con el diálogo diluido y la credibilidad del gobierno de Cortizo muy débil, la administración de la Caja perdió moméntum para realizar cambios consensuados en el sistema de pensiones durante este quinquenio. Les queda, según la ley, la opción de forzar medidas paramétricas, alertan los trabajadores.

Caja de Seguro Social
Caja de Seguro Social / TVN Noticias

Ciudad de Panamá, Panamá/Los sectores populares agrupados en la Alianza Pueblo Unido por la Vida y la central sindical CONUSI temen la imposición unilateral de medias paramétricas por parte de la Junta Directiva de la Caja de Seguro Social. Así lo dieron a conocer en días pasados tanto en una conferencia de prensa como en la reunión de la Junta Directiva de la CSS.

Fernando Castañeda, dirigente de la Asociación de Médicos, Odontólogos y Profesionales Afines de la Caja de Seguro Social (Amoacss) y miembro de la Alianza Pueblo Unido por la Vida, advirtió que hay un artículo en la ley que permite que una vez  haya un informe actuarial, -“que ya existe”, según dijo- la Junta Directiva puede reunirse y tomar decisiones tras la presentación de los informes por parte de los técnicos de la CSS.

 El temor de los sectores populares, de acuerdo al dirigente médico, es que la CSS utilice los días festivos para forzar cambios paramétricos, en edad y cuotas, de forma unilateral y obviando el diálogo nacional.

Por ahora, dice Castañeda, “no se han atrevido a hacerlo porque saben que va a haber un problema popular”.

En un comunicado, la Alianza Pueblo Unido por la Vida subraya que por “la manera que viene actuando el Gobierno y el PRD para mantenerse”, no descartan que (el gobierno) imponga medidas en la CSS en conjunto con la JD en fin de año”, algo que describieron como “un golazo legislativo en mundial o en festivos”. O, “peor aún, usar la ley actual y cambiar cuotas y edad de jubilación sin nueva ley, (ya que) la actual se lo permite”, agregó el colectivo.

En cuanto a la postura de Conusi, central sindical que ocupa una silla en la JD de la CSS, esta fue plasmada en una carta de cuatro páginas que presentaron ante los demás miembros en la última reunión de la JD convocada para el pasado viernes 28 de octubre. En la misiva, el colectivo que aglutina a 36 sindicatos, expresó que en la mesa del diálogo de Penonomé –en la que participaron como parte de la Alianza Pueblo Unido por la Vida– acordaron con el gobierno no establecer medidas paramétricas (aumento de la edad de jubilación, aumento de cuotas, aumento de densidad, aumento de años de referencia para el cálculo de las pensiones y disminución de la tasa básica de referencia, entre otros) así como redefinir el componente de las transferencias del Estado que garantizarán la sostenibilidad del IVM a largo plazo.

Además, de acuerdo a Conusi, hubo un compromiso del gobierno y la administración de la CSS de impulsar “un verdadero diálogo sobre la CSS y en la que participaran todos los sectores en igualdad de condiciones, que elegirían al facilitador, la metodología y los criterios para la toma de decisiones”. Para ello pidieron una cortesía de sala en la JD de la CSS, reunión que se dio pero que no tuvo desenlace concreto de acuerdo a la organización.

Conusi rechazó “someterse a criterios formales y administrativos de la Junta Directiva de la CSS de pretender medidas paramétricas al sistema de pensiones y de pretender profundizar su privatización”.

A renglón seguido, recordaron que “este es un tema nacional que no puede abrogarse una junta directiva”, al tiempo que criticaron el “reduccionismo” de abordar el tema de la CSS como un problema solamente de carácter técnico-actuarial y administrativo. Los cambios son de carácter estructural y “se vinculan al modelo económico neoliberal, concentrador de la riqueza, excluyente y promotor de la desigualdad social, lo cual se acentúa con los atracos contra la institución”, agregan en la misiva.

La central sindical denunció también al gobierno y a la directiva de la Caja de haberse dado a la “tarea de descapitalizar aún más los fondos de la CSS deshaciéndose de sus activos y rehusando exigirle al gobierno nacional que haga frente a los déficits del Subsistema de Beneficio Definido”.

Una fuente ligada a los trabajadores comentó que aunque existe el riesgo, “ve poco probable” que el gobierno fuerce medidas paramétricas a través de la Asamblea en este momento, porque en este clima político, una decisión así enterraría cualquier posibilidad al PRD de repetir en el 2024.

Tanto la conferencia de prensa de la Alianza Pueblo Unido por la Vida como la reunión de JD de la CSS y la postura de Conusi se dieron el pasado 28 de octubre, día en que supuestamente se reactivaría la segunda fase del diálogo que inició en Penonomé tras las protestas de julio pasado.

La sesión pautada para ese día fue cancelada por la Iglesia Católica dos días antes ante la no contestación de las organizaciones abordadas para mediar como facilitadoras, ya que la Iglesia dejaría de ejercer esa labor en la segunda fase.

Esta semana el gobierno confirmó que la reactivación de la segunda fase queda a merced de la designación de tal mediador, lo que estanca de facto todo el avance del diálogo, según las alianzas. 

Si te lo perdiste
stats