El popular Almanaque de Bristol no se publicará por primera vez en 188 años

El almanaque de Bristol se publicó por 188 años sin interrupción hasta el 2020.

En Panamá es muy popular en el interior.

Portadas del Almanaque Pintoresco de Bristol que siempre tiene la imagen de su creador: Cyrenius Chapin Bristol.
Portadas del Almanaque Pintoresco de Bristol que siempre tiene la imagen de su creador: Cyrenius Chapin Bristol. / AAN

Desde que tengo uso de razón recuerdo el almanaque de Bristol en la casa de mi abuela. Ese librito, siempre color naranja intenso, en el que se consultaba desde las fiestas móviles y el santoral católico, hasta el horóscopo y las fases de la luna; pasando por los chistes y frases célebres.

Fue así como yo también me aficioné y todos los años tomo mi ejemplar gratuito y me divierto leyendo curiosidades e información muy útil para el nuevo año. Además, siempre me gustó ver sus singulares anuncios de publicidad y la imagen recurrente de su creador en la portada. Sus 16 páginas parecían detenidas en el tiempo de su creación.

Resulta que para el 2021, por primera vez en 188 años, el Almanaque Pintoresco de Bristol no circulará. La pandemia también ha afectado a la publicación de este manual que sirve de brújula para la vida de millones de personas en América Latina.

Popular en el interior

El almanaque se coloca a nivel nacional y su mayor consumo está en las regiones del interior porque tiene información relacionadas a temas climáticos y prácticos como cuál es el mejor día del año para sembrar o pescar. Incluye las fases de la luna, temas de horóscopo y algunas curiosidades que les gusta mucho sobre todo a las personas mayores”, explica Guillermo Apolayo, Gerente de Negocios de Productos de Prestigio.

Esta empresa distribuye la publicación en nuestro país hace más o menos 30 años. Desde que empezó el 2021 reciben diariamente innumerables correos electrónicos y llamadas de personas preguntando por la edición de este año.

“Personas de la ciudad y el interior han escrito preguntando dónde encontrarlo, eso no nos había pasado antes ya que los consumidores sabían qué negocios lo ofrecían, pero ahora es febrero y no está donde tradicionalmente lo encontraban. Nos hemos disculpado es un tema coyuntural por la pandemia y esperamos que el próximo año lo tengamos nuevamente”, afirmó.

Apolayo explicó que el almanaque se reparte en diferentes puntos de venta, principalmente supermercados y farmacias, sin importar el tamaño ni el formato del negocio y dependiendo de la cadena, se regala o se vende, pero el precio es algo simbólico ya que generalmente es menos de un dólar.

Tenemos farmacias muy grandes como pequeñas, igual acceden a comprar el almanaque toda vez que tiene un arte en la contraportada donde va el logo del lugar comercial”, agregó.

Una historia de varios siglos

De acuerdo con la Wikipedia el Almanaque de Bristol cuyo nombre real es Almanaque Pintoresco de Bristol, es una publicación de la empresa Lanman & Kemp-Barclay & Co. Inc., ubicada en New Jersey, Estados Unidos para promocionar sus productos de jabonería y perfumería.

Fue publicado inicialmente por el químico y farmacéutico Cyrenius Chapin Bristol, cuya imagen aún ilustra la portada, para promocionar su jarabe tónico de zarzaparrilla y divulgar consejos.

Es decir, dar un valor agregado a su clientela generando una serie de contenido de utilidad para la cultura general.

En 1856 fue adquirido por Lanman & Kemp-Barclay quienes a finales del siglo XIX empieza a emitir ediciones para la península ibérica y para los países iberoamericanos, en donde pronto se convirtió en objeto de consulta popular para orientar decisiones tales como el momento propicio para la siembra, el mejor día para salir de pesca, hasta la fecha más adecuada para cortarse el cabello.

Vista de una página interna del almanaque de Bristol
Vista de una página interna del almanaque de Bristol / AAN

En las 16 páginas que tiene la publicación se detallan datos astronómicos para cada mes incluyendo fechas de eclipses, fechas de inicio de las estaciones, recomendacones para la pesca y predicciones climáticas de mareas que la publicación asegura son calculadas especialmente para cada país.

También se incluye fechas religiosas cristianas y cómputos eclesiásticos como las fiestas móviles y el santoral para cada día del año.

Hace referenia a información astrológica y detalles de horóscopo y nos deleita con poemas, chistes, frases célebres, curiosidades y una comedia gráfica en varios cuadros.

En la actualidad la empresa imprime un tiraje de cerca de cinco millones de ejemplares que se distribuyen en casi todos los países de América Latina y el Caribe. En principio es gratuito, pero también se vende a un precio simbólico, menos de un dólar.

La última edición que existe del almanaque es la del 2020, que se hizo en el 2019. Por la pandemia el año pasado no se pudo confeccionar la que correspondería a la edición del 2021. La fábrica está haciendo ya las coordinaciones necesarias para reanudar su impresión y distribución de la edición del año 2022.

Hasta en la literatura

Hasta en la literatura encontramos alusiones al almanaque de Bristol. En varias novelas del premio Nobel Gabriel García Márquez es mencionado por sus personajes como en La hojarasca y en El amor en los tiempos del cólera, así como en sus memorias Vivir para contarla.

También el historiador y ensayista colombiano Germán Arciniegas afirma que el almanaque de Bristol tuvo en él una profunda influencia en un artículo publicado en 1969 en el diario El Tiempo en el que afirma:

“Mi curiosidad literaria, como la de casi todos los de mi generación, no nació de haber caído en mis manos ni Homero ni Cervantes ni Virgilio, sino el almanaque de Bristol”.

Arciniegas contaba en este escrito que su padre, campesino, "también creía en el Almanaque de Bristol, único que acertaba en las predicciones de las lluvias".

"Él desconfiaba de nuestros astrónomos locales y yo de mis maestros de literatura. El Almanaque me dio las claves de Góngora, Lope, Calderón...", continuaba el escrito.