TVN plus En vivo

Lo que debes saber del Sim Swapping en Panamá

Sim Swapping

Sim Swapping, nueva modalidad de cirberdelito.
Sim Swapping, nueva modalidad de cirberdelito. / Getty Images

Ciudad de Panamá, Panamá/Intentos de robos bancarios y nuevas modalidades de estafas bancarias, se implementan constantemente por parte de los antisociales con el fin de apropiarse de manera fraudulenta no solo de dinero, sino también de propiedades de los cuentahabientes.

Una de estas modalidades es conocida como Sim Swapping y era implementada por un grupo delincuencial recientemente desarticulado por las autoridades. Con ella lograron apropiarse de más de 500 mil dólares de las cuentas de diversos clientes en distintas instituciones bancarias.

Sim Swapping consiste en que los defraudadores o delincuentes, de alguna forma tramitan ante las empresas de telefonía celular el sim car de un cliente determinado al cual ya tienen como objetivo y posible víctima.

Según explicó a TVN-2.com, Jaime Berry Cortés, encargado de la Comisión de Seguridad Bancaria de la Asociación de Bancos de Panamá, todo lo que es la ingeniería social, es decir el trabajo para recabar los datos o información de las personas que ya tienen identificada para poder realizar los fraudes.

Pero, dentro de esta ingeniería social, los delincuentes pueden también montar páginas de “phishing” otra de las modalidades ya conocidas de fraude y una variante de esta última, denominada “smishing”, técnica consiste en el envío de mensajes de texto, por parte de los ciberdelincuentes a sus víctimas, simulando ser de alguna entidad, banco, institución pública, con el objetivo de sustraer o robar información privada.

Una vez obtenida la información, se presentan ante las empresas telefónicas y mediante una documentación fraudulenta, solicitan un duplicado de sim card y con este, lo ingresan en algún teléfono móvil, obteniendo acceso a todas las aplicaciones que tiene la víctima.

Ante este ataque, la víctima está indefensa porque piensa que se trata de una falla del aparato móvil o de la señal y, cuando este retoma su funcionamiento o se conectan a una red Wifi, es que se percatan del hecho, al contactar a la telefónica y enterarse de que solicitó un duplicado de la sim cars, sin haberlo hecho.

Con los datos ya obtenidos, pueden ingresar a la banca línea del cliente, incluso a correos y otras redes sociales, realizan transferencias o emiten cheques de gerencia, sustrayendo el dinero.

Como parte de las medidas para evitar este tipo de actos delictivos, la Comisión de Seguridad Bancaria, ha realizado acercamientos con varios entes, primero a las empresas de telefonía celular a fin de que de alguna manera puedan revisar sus procesos sobre solicitudes de duplicados de sim card e igualmente están haciendo docencia a fin de que las personas conozcan esta nueva modalidad delictiva.

Consideró que el acuerdo por el cual se rigen las autoridades bancarias, emitido por la Superintendencia de Bancos, debe ser más robustecido para generar una actualización para que ayude a implementar nuevas medidas que permitan detectar este tipo de hechos, incluyendo la introducción de delincuentes a los bancos.

Con relación a los asaltos, manifestó que los bancos cuentan dentro de las sucursales con topes máximos de efectivo que deben manejar en las distintas cajas y en el caso de algunos, se ha implementado lo que se conoce como “cajas pulmón”, que es donde se mantiene efectivo adicional al que se maneja diariamente, para evitar tener que abrir las bóvedas y poner en riesgo millones de dólares por el simple hecho de sacar más efectivo para la operatividad de la sucursal.

“Estas medidas ayudan a que cuando el delincuente llegue a una sucursal ejecute el denominado “cajoneo” que es el posible efectivo del que los bancos ya han asumido que pueden perder en caso de un asalto”, afirmó.

Estos son montos “mínimos”, que el delincuente debe pensar mucho para realizar los asaltos porque en cierta forma no justifica el riesgo.

En una reciente entrevista a Noticias AM, el director de la Policía, John Dornheim, señaló que luego del hurto en el Banco Nacional y el robo de otra entidad bancaria, mantienen investigaciones importantes.

También agregó que recientemente, sostuvieron reuniones con las autoridades bancarias y sus jefes de seguridad, viendo esas medidas que se pueden mejorar para brindar más seguridad. Agregó que se perfeccionan para enfrentar los ciberdelitos.

Actualmente, entre 30 a 40 entidades financieras están afiliadas al programa “Bancos vigilantes”, que se realiza en coordinación con la Policía Nacional.

stats