Esperan disminución de precios de productos agrícolas tras suspensión de la huelga

Productores levantan paro para abastecer los mercados panameños

Luego que los productores de Tierras Altas, Boquete y Remedios en la provincia de Chiriquí, decidieran declarar un paro, generando desabastecimiento en el país, se ha levantado la medida para abastecer los mercados panameños.

Esta acción por parte de los agricultores afectó a los comerciantes y consumidores, quienes al intentar obtener sus productos, les fue infructuoso tras la acción que pretendía enviar un mensaje directo al Gobierno por la importación de algunos rubros, afectando a los productores nacionales, según han expresado.

Yoris Morales, de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Abasto, está preocupado por el desabastecimiento que se genera cada vez que no llegan los productos a Panamá, sobre todo porque en el Mercado de Abastos no hay sistema de refrigeración.

Con el paro, los productos se han disparado de precio. Los productores no cosecharon como de costumbre por temor a que no les dejaran pasar sus productos y lo que ha llegado a Panamá ha sido muy poco para que el mercado lo redistribuya a otras áreas”, detalló Morales.

Grandes cadenas de hoteles, restaurantes, tiendas al por menor tienen temor de quedarse desabastecidos, aumentan sus compras con los productos que hay y es donde aumenta el precio por la alta demanda.

Según Morales, se espera que a partir de este viernes 16 de junio, los precios de los productos empiecen a disminuir y vuelvan a ser comercializados como antes.

Se estima que al Mercado de Abastos llegan aproximadamente 20 contenedores provenientes de Tierras Altas y Renacimientos con productos como cebolla, tomates, pimentones, papas, entre otros, los cuales son consumidos por los visitantes de la ciudad de Panamá, Colón, Darién, Panamá Oeste y las islas.

A juicio de Morales, lo que ha generado problemas entre los productores y las autoridades, es la especulación sobre todo en el rubro de la cebolla, abriendo el espacio para que cualquier persona pueda importarla a Panamá.

El problema no es por la modificación a la ley de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Auspa), sino a la apertura que dejó el Tratado de Libre Comercio (TLC), manifestó el comerciante.

Por su parte, el administrador general de la Aupsa, Yuri Huerta, señaló que están abiertos a dialogar con los productores panameños luego de las diferencias por la importación de productos.

Para ello, están dispuesto a mejorar con una mesa de diálogo en relación a la Ley 443 que modifica algunos de los artículos de la Aupsa, tras ser vetada parcialmente por el presidente de la República.

Actualmente hay mil 200 importadores, luego de ser reducida la presencia de 7 mil importadores con intereses en Panamá.

Finalmente, Huerta considera que en la "cadena agroalimentaria" es donde se debe decidir la situación sobre la producción nacional y la necesidad real en el país.