TVN plus En vivo

El día que Panamá quedó en medio de un conflicto con misiles nucleares

Mapa que mostraba el radio de impacto de los misiles rusos en Cuba en el año de 1962.
Mapa que mostraba el radio de impacto de los misiles rusos en Cuba en el año de 1962. / Tomada de Youtube.

Ciudad de Panamá, Panamá/Panamá es un centro geográfico estratégico y desde la finalización de la construcción del Canal en 1914 aumentó su valor, en especial para los Estados Unidos. Sin embargo, esa relación con el país norteño también involucraría quedar expuestos ante cualquier conflicto bélico. ¿Qué pasó en la década de los sesenta?

Con la finalización de la Segunda Guerra Mundial y la derrota del fascismo por parte de Estados Unidos y Rusia, el mundo quedó dividido en dos grandes bloques ideológicos: el capitalismo norteamericano y el comunismo de la Unión Soviética.

Esta división trajo consigo el periodo conocido como “La Guerra Fría”. Un momento de la historia donde el desarrollo armamentista entre estas dos potencias fue extraordinario, pero las tensiones y amenazas tuvieron muy cerca de desatar una guerra nuclear donde Cuba, la isla grande del Caribe, sería el origen del conflicto.

El punto de la historia donde Estados Unidos y Rusia estuvieron muy cerca de la confrontación militar con implicaciones nucleares se dio en lo que se conoce como “La crisis de los misiles” y es en este momento en que el nombre de Panamá salió a relucir.

El 22 de octubre de 1962, el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy habló al país y al mundo sobre la amenaza de varios misiles nucleares, que aviones espías habían detectado en varios puntos de la isla comunista, que estaba gobernada por Fidel Castro luego del triunfo de su revolución en 1959.

En su discurso, Kennedy, reconoció que los misiles instalados en Cuba con el apoyo del líder ruso Nikita Jrushchov, representaban un peligro para los Estados Unidos y para otros países aliados de la región.

La Casa Blanca proporcionó un mapa en el cual se mostraban los puntos en los cuales impactarían los misiles.

Cada uno de estos misiles, en definitiva, es capaz de impactar en Washington D.C., el Canal de Panamá, Cabo Cañaveral, Ciudad de México o cualquier otra ciudad del sureste de los Estados Unidos, en Centroamérica o en la zona del caribe”, dijo Kennedy visiblemente preocupado en aquella alocución televisiva.

Finalmente, solo fue un susto, ya que Kennedy y Jrushchov lograron ponerse de acuerdo y los misiles nucleares en Cuba fueron retirados y los misiles de Estados Unidos que estaban en Turquía también fueron removidos en secreto.

Estados Unidos también se comprometió a que no invadiría Cuba para derrocar a Fidel Castro.

Relata un artículo de la BBC Mundo sobre el tema que “por su parte, tras la crisis de octubre, Washington y Moscú establecieron una línea telefónica directa, conocida como "eléfono rojo, para prevenir que se repitieran dichas tensiones”. 

Si te lo perdiste
stats