Los esposos que quieren que conozcas la ciudad y por eso crearon una app

Roberto Hurtado y Elizabeth Eisman, fundadores de Live Walk PTY.

El cántico de una vendedora de arroz con leche colonense, por la Avenida Central. La descripción del edificio más estrambótico de San Felipe en directo, o una guía gps sobre Santa Ana, de punta a punta: todo concentrado en una aplicación móvil que le dice dónde ir, dónde parar, te cuenta qué pasó, cuándo y cómo.

Se trata de Live Walk PTY, una app para iOS y Android desarrollada por una pareja de esposos que quiere que los residentes de la ciudad de Panamá la redescubran caminándola, asistidos por su teléfono. O que un turista pueda hacer lo mismo.

Su descarga es gratuita, y ofrece, hasta ahora, cuatro destinos llamados “live walks” en inglés y español: San Felipe ($3.99 y 18 paradas), Santa Ana (por $1.99 y 11 paradas), el Volcán Barú y el parque Coiba (gratis).

Cada parada está geolocalizada (es decir, el teléfono le dirá cuándo ha llegado), le ofrece una historia narrada y fotos históricas.

Roberto Hurtado y Elizabeth Eisman, creadores de Live Walk PTY.
Roberto Hurtado y Elizabeth Eisman, creadores de Live Walk PTY. / Nicanor Alvarado

Este año la audioguía incorporará Guna Yala, Panamá Viejo y el barrio de La Exposición, y proyecta una sobre los mártires del 9 de enero de 1964, que permitirá que los usuarios puedan ir al lugar en donde ocurrieron los hechos y entender con audífonos puestos qué papel jugaron en el proceso que obligó a Panamá y Estados Unidos a renegociar los tratados del Canal.

El viaje que gestó la idea

El proyecto lo ejecutan desde 2013 el ingeniero industrial panameño Roberto Hurtado y la historiadora neoyorquina Elizabeth Eiseman, que se conocieron en la Presidencia de la República cuando él trabajaba en la Secretaría de Metas y ella hacía una pasantía universitaria.

Live Walk PTY se gestó cuando, de novios, los Hurtado viajaron a una isla en California, Estados Unidos, que mostraba su historia a través de una aplicación móvil. La vida rutinaria de una cárcel que funcionó allí se podía conocer a través de audios y textos en la app.

Roberto Hurtado dice que uno de los aspectos interesantes de la aplicación es que le permite al capitalino reconciliarse con la ciudad, caminándola, reviviendo sucesos y personajes que ya no existen en el imaginario colectivo, como Chaflán, el ya mítico asistente de Roberto Durán, que canta en la guía sobre Santa Ana.

Entonces, insiste en que Live Walk PTY produce audioguías con rigor.

“Lo primero es que la información sea confiable, objetiva y relevante. Que también sea entretenida e interactiva, lo que logramos convirtiendo la investigación que desarrollamos en un texto dramatúrgico. Y lo tercero es que esa historia sea contada en el sitio donde ocurrieron”, explica.

Elizabeth sostiene que cada “live walk” tarda cerca de cuatro meses en producción, por el trabajo investigativo detrás. Luego un dramaturgo escribe un guion, convocan a actores y graban.

Viaje a prueba de data

El proyecto ha sido respaldado por el Ministerio de Ambiente, que le pidió a la compañía desarrollar las guías del volcán Barú y Coiba.

Como cada “live walk” se apoya en la ubicación gps que muestra el teléfono, no es necesario tener data ni cobertura de red, dice Hurtado. “Una vez se descarga el live walk ya se descarga toda la información. La aplicación puede funcionar incluso off line”, agrega. Cuando compra un destino puede borrarlo y descargarlo nuevamente sin costo. Cada ruta pesa 60 megas. La aplicación, 30.

Para los Hurtado, su proyecto no elimina la figura de los guías turísticos, sino que los complementa. “No es una competencia para ellos”, explica Roberto.

La aplicación ahora está incorporando negocios en sus “live walks”: uno es un local en Santa Ana que produce su café en una finca centenaria en Tierras Altas, y con el galardón de uno de los mejores cafés geisha del mundo.

Otro es una tienda de raspados. Y otro más, la colonense que vende arroz con leche en la Central, y que si quiere comprarle, el cliente podrá ubicar viendo cómo se mueve en el mapa, a través de su gps.

“Esta es una manera, muy en el fondo de mi corazón, de retribuirle a los panameños lo que nos han dado”, dice Roberto sobre su proyecto, que ya pasó por el acelerador de negocios de Ciudad del Saber, y que apuntala la revolución social de la tecnología.

stats