Fanática de Guns N' Roses recibe brutal golpe luego que vocalista le aventara el micrófono

Guns N' Rose
Guns N' Rose / Instagram de @official_axlrose

Una costumbre que nació hace más de 30 años cuando la banda de hard rock norteamericana inició su camino en los escenarios y que luego se convirtió en una marca icónica del grupo era cuando su vocalista, Axl Rose lanzaba el micrófono al público al terminar sus conciertos. Pues al parecer, eso ya es cosa del pasado, luego que una fanática saliera gravemente herida tras recibir un tremendo microfonazo que le fracturó la nariz.

El hecho ocurrió el pasado 29 de noviembre cuando la legendaria banda se presentaba en Australia en la ciudad de Adelaide, como parte de una gira de seis conciertos en el país oceánico.

Según informó New York Post, Rebecca Howe, una fanática que se encontraba a una distancia considerable de la tarima fue víctima de un golpe cuando Axl Rose lanzó el micrófono al público, una arriesgada maniobra que suele hacer al culminar sus shows. Desafortunadamente, el objeto se estrelló directamente en el rostro de la mujer, causándole hematomas en los ojos y fractura en la nariz.

"Ni siquiera estaba al frente", declaró Howe. "(Axl) hizo una reverencia y después lanzó el micrófono a la multitud... ahí me golpeó, justo en el puente de mi nariz", contó la afectada.

Rebecca, confesó que tras recibir el golpe quedó en estado de shock al ver como las personas a su alrededor estaban más preocupadas por adueñarse del micrófono que por su estado de salud.

"Mi mente dijo: 'Oh, Dios mío, tengo la cara hundida'", añadió. Ella asegura que el golpe pudo haber sido mortal. "¿Y si hubiera sido un par de pulgadas a la derecha, o a la izquierda? Pude haber perdido un ojo. ¿Y si me pegó en la boca y me rompo los dientes?... Si mi cabeza estaba girada y me golpea en la sien, pudo haberme matado", manifestó.

Tras la polémica y la ola de críticas que recibió en las redes sociales, el cantante emitió un comunicado en su cuenta de Twitter disculpándose por lo sucedido.

Rose añadió que de ahora en adelante ya no arrojará el micrófono al público, un ritual que se había convertido en seña de la banda, para evitar que un hecho como el ocurrido en Adelaide se repita y ocasione una tragedia.

"Independientemente del interés de la seguridad pública, de ahora en adelante nos abstendremos de arrojar el micrófono o cualquier cosa a los fanáticos durante nuestros conciertos", sentenció el cantante.

Guns N' Roses finalizará su gira en curso, que estaba prevista para 2020 pero pospuesta debido a la pandemia de COVID-19, en Londres en Hyde Park el 30 de junio de 2023.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats