TVN plus En vivo

¿Quieres que la barba te crezca? Chequea estos tips

¿Quieres que la barba te crezca? Chequea estos tips/Getty
¿Quieres que la barba te crezca? Chequea estos tips/Getty
12 de marzo 2020 - 01:52

Eres de los que están ansiosos por dejarte crecer la barba gloriosa y no sabes qué hacer. En realidad, el perfil genético es el factor número uno y el que influye en cuán rápido te crecerá la barba. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para acelerar un poco el proceso. Cuídate la barba mientras crece, sigue un estilo de vida saludable para ella y, sobre todo, sé paciente.

El vello facial es sin duda, un atributo y los hombres que no fueron bendecidos con ese gen, en un comienzo se sentirán tranquilos de no pasar horas frente al espejo afeitándose la barba, pero a la vez triste ya que les gustaría ver, aunque sea un pequeño rastro de vello facial es su barbilla.

Sé paciente: El perfil genético es el factor principal que influye en cuán rápido (y cuán llena) te crece la barba y no hay mucho que puedas hacer al respecto. Aunque hay medidas que puedes tomar para ayudarte en el proceso, debes aceptar que crecerá a su modo y a su propio ritmo. Algunas personas dicen que cortarse la barba de manera regular estimula un crecimiento más rápido, pero no hay evidencia que sustente esta afirmación.

Es posible que rasurarse con frecuencia antes de que te empiece a salir la barba estimule los folículos pilosos para que crezcan más rápido, pero, en el mejor de los casos, la evidencia que sustenta esta afirmación es limitada. Entonces, cuando te empiece a salir la barba, ¡déjala crecer!

Lávate la cara: Lávate el rostro dos veces al día para destapar los folículos pilosos. Humedécela con agua caliente. Si no has empezado a dejártela crecer, aplícate un limpiador de rostro suave con masajes. Si te está saliendo la barba, usa un champú suave solo en el vello facial. Enjuágate el limpiador o el champú con agua limpia y fría, luego sécate el rostro a toques con una toalla suave. Hazlo todas las mañanas y noches.

Lavarte el rostro con regularidad te ayudará a quitar la suciedad y la grasa de los folículos del vello. Esto hará que sea más fácil dejarlos crecer.

Masajes: Masajéate el rostro dos veces al día para estimularte los folículos. Presiona firmemente tu rostro con las puntas de los dedos, pero sin que te cause dolor, luego masajéate en círculos pequeños sobre el área donde te crece la barba. Hazte el masaje por unos 10 minutos, dos veces al día.

Exfóliate la cara una vez a la semana: Lávatela de la manera usual con un limpiador suave o champú, pero enjuágala con agua caliente y déjate la piel húmeda. Aplícate suavemente el exfoliante en todo el rostro (incluido el vello facial) con masajes, luego enjuágalo por completo con agua limpia y sécalo a toques.

La exfoliación ayudará a eliminar las células muertas de la piel que podrían impedir que los folículos pilosos lleguen a completar todo su potencial de crecimiento. Antes de usar un exfoliante en todo el rostro, prueba un área pequeña del mentón entre 5 y 10 minutos. Si no sientes ninguna irritación o quemadura, estarás listo.

Consiente a tu barba: Que está creciendo con aceite o suavizante de barba. Aunque debes desconfiar de los productos que aseguran que estimulan el crecimiento de la barba, los aceites o suavizantes podrían proporcionar beneficios reales. Mantener los vellos de tu barba suaves e hidratados podría alentar un crecimiento un poco más rápido.

Sin embargo, evita aceite para barba si tuvieras acné, pues podría empeorar los brotes.

Recetas caseras: Prueba recetas caseras estimulantes para barbas. Como sucede con la mayoría de remedios caseros, la evidencia que comprueba la efectividad de los estimulantes de barba es limitada, en el mejor de casos. Sin embargo, lo más probable es que no provoquen daño alguno, así que piensa en probar uno de los siguientes métodos.

Crea una pasta ligera con 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido y 1 cucharada de canela molida. Aplícatela en la barba formando una capa delgada, déjala por 20 a 30 minutos, luego enjuágala y usa tu limpiador de rostro normal. Usa la pasta de 1 a 2 veces al día, pero detente si notas irritación.

Combina 3 cucharadas de hojas secas de mostaza con 60 ml de amla hasta que formen una pasta ligera. Aplícala en una capa delgada sobre tu barba, déjala por 15 a 20 minutos, luego enjuágala y lávate el rostro con el limpiador que normalmente usas. Refrigera la pasta que quedara y úsala a diario por 2 a 3 días.

Toma cerveza: Hay quienes dicen que beber 4 cervezas al día o 4000 ml que es lo mismo, sin importar el horario o si la acompañas con algo más, está comprobado que la cerveza por su alto nivel de levadura incrementa los niveles de testosterona, la cual ayudará a estimular el crecimiento de vello facial.

La cebolla: Utilizar una rodaja de cebolla y frotarla en las zonas en las que quieres que aparezca vello, los gases emitidos por la cebolla que además de hacerte llorar estimulan los folículos capilares y pueden ayudar a que crezca.

Aceite de eucalipto: Este tipo de aceite ayuda a estimular el crecimiento del vello facial. También, hace que los pelos que no estén lo suficientemente gruesos alcancen volumen para que la barba se vaya formando. La forma de aplicar es sencilla. Solo da un masaje con algunas gotitas de aceite directo a tu barba y déjalo actuar 15 minutos y enjuaga.

Mascarillas de tomate: El tomate ayuda a mantener tu piel limpia, hidrata y retira las impurezas, además de favorecer el crecimiento de la barba.

¿Cómo aplicarla? Licua un tomate con un poco de agua, hasta que se forme un tipo de puré. Luego aplica sobre la zona de tu barba y déjalo reposar por 20 minutos. Finalmente, retírala con agua tibia y repite esto cada 2 días.

Dieta saludable: Consume más alimentos que contengan vitaminas B3, B5, B7 y B9. Varias de las vitaminas B promueven un cabello saludable, así que aumentar su consumo podría ayudarte a que la barba crezca un poco más rápido y más rellena. La biotina (la vitamina B7) parece muy beneficiosa, por lo que será mejor consultar con tu médico si puedes tomar un suplemento de esta vitamina.

Los frutos secos son una gran fuente de biotina (vitamina B7). Encontrarás la vitamina B3 y B5 en el pollo, la carne de res, el pescado, los lácteos y los aguacates. Puedes conseguir vitamina B9 en cereales, frutos secos y verduras de hojas.

Incrementa tu consumo de vitamina A, C y E. Al igual que las vitaminas B, cada una de ellas contribuye de alguna forma a un cabello saludable. También son importantes para tu salud en general.

Come zanahorias, brócoli y verduras de hojas verdes para obtener vitamina A. Escoge pimientos verdes, tomates y cítricos para obtener vitamina C. Elige frijoles, frutos secos y verduras de hojas verdes para obtener vitamina E.

Come muchas verduras, frutas, granos integrales, proteínas magras y grasas saludables (como aguacate y aceite de oliva).

Reduce tu consumo de alimentos procesados, el exceso de azúcar y sal, y las grasas poco saludables (como las grasas saturadas y trans de los alimentos procesados). Bebe agua para hidratar tu cuerpo y los folículos pilosos de tu barba.

Horas de sueño y ejercicio: Al igual que consumir una dieta saludable, hacer suficiente ejercicio y dormir lo necesario es bueno para tu salud en general y la de tu barba. Haz al menos 150 minutos de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada a la semana. La intensidad moderada quiere decir que tu ritmo cardíaco se eleva y la respiración es tan fuerte que se hace difícil mantener una conversación.

Haz entre 2 y 3 sesiones de entrenamiento de fuerza por semana, cada uno por 30 a 60 minutos.

Duerme 8 horas de manera ininterrumpida en las noches.

Disminuye el estrés: Es probable que hayas escuchado que el exceso de estrés provoca pérdida de cabello. Entonces, no será una sorpresa que también reduzca el ritmo de crecimiento del cabello. ¡Esto quiere decir que mientras menos te preocupes de la barba, mejor crecerá!

Trabaja con tu médico y un profesional de la salud mental si tienes mucha dificultad para manejar el estrés.

Cigarrillo: Deja de fumar para tu salud en general (y quizás la de tu barba). No hay evidencia directa de que fumar sea particularmente malo para la salud de la barba. Sin embargo, fumar es sin duda tan malo para varios aspectos de tu salud en general que no es ilógico pensar que podría inhibir el crecimiento del vello de la barba. Sea que estés tratando de dejarte crecer la barba o no, enfócate en dejarlo lo más pronto posible.

Considerar opciones médicas: Busca asesoría médica con respecto a tus niveles de testosterona (T) y de dihidrotestosterona (DHT). La testosterona se puede dividir en dos tipos, una a la que se llama T y otra, DHT. Los niveles de DHT afectan la densidad del vello de la barba, mientras que la testosterona afecta el grosor. Manejar los niveles de una hormona y la otra bajo supervisión médica podría aumentar el crecimiento de tu barba.

No uses pastillas, cremas, inyecciones u otros productos que aumenten los niveles de testosterona sin la asesoría y la guía de tu médico. Podría haber un rango de efectos secundarios indeseables y es posible que impidas el crecimiento de la barba. El médico tal vez te recomiende realizar sesiones de entrenamiento de fuerza como una forma de aumentar los niveles de testosterona de manera natural.

Procedimiento quirúrgico: Averigua sobre los trasplantes de vello facial como una opción final. Si hay áreas de la barba que no crecen por nada, es posible que tu única opción sea un trasplante de cabello. Al igual que un trasplante en la parte superior de la cabeza, se pasan los folículos pilosos, uno por uno, de un área (como la parte posterior del cuello) a otra (como la mejilla).

Los trasplantes de cabello requieren varios procedimientos que son costosos y largos. Podría tomar hasta 2 años para ver resultados y los procedimientos no siempre funcionan.

Los trasplantes podrían llenar los vacíos que tienes en la barba, pero no harán que crezca más rápido.

Temas relacionados