Microplásticos tóxicos afectan la alimentación de la ballena

  • Las zonas con mayor abundancia de microplásticos fueron Isla Ballena y San Juan de la Costa.