NSO Group y su Pegasus, el software que metió en problemas judiciales a un expresidente panameño

Medios internacionales hablan sobre espionajes realizados por el programa Pegasus / Isaías Cedeño

El software Pegasus, fabricado por la empresa israelí NSO Group y su vinculación con actividades ilegales no es nuevo. Antes de que fuera revelada la filtración por varios medios internacionales de su uso para el espionaje de periodistas ya se mencionaba en México y en Panamá tiene al expresidente Ricardo Martinelli enfrentado el segundo juicio por el conocido caso “Pinchazos”.

La noticia destaca que la empresa israelí acusada de suministrar software espía a gobiernos fue vinculada a la divulgación de una lista de 50,000 números de teléfonos inteligentes de activistas, periodistas, ejecutivos de empresas y políticos de todo el mundo, según una investigación difundida este domingo.

La empresa NSO Group de Israel y su malware Pegasus han estado en los titulares al menos desde 2016, cuando investigadores lo acusaron de ayudar a espiar a un disidente en Emiratos Árabes Unidos.

El alcance del uso de Pegasus fue informado por The Washington Post, The Guardian, Le Monde y otros medios de comunicación que colaboraron en una investigación sobre una fuga de datos.

La filtración concierne a más de 50,000 números de teléfonos inteligentes que se cree que han sido identificados como pertenecientes a personas de interés por los clientes de NSO desde 2016, dijeron las publicaciones.

The Post señaló que la lista fue compartida con los medios de comunicación por Forbidden Stories, una organización periodística sin fines de lucro basada en París, y Amnistía Internacional. El periódico indicó que se desconoce la cantidad total de teléfonos atacados o vigilados.

El caso Panamá

El nombre Pegasus salió a relucir durante el juicio al expresidente Ricardo Martinelli (2009 – 2014) por el caso Pinchazos.

De acuerdo a las supuestas acusaciones, el exmandatario usó este software para espiar a políticos, empresarios y periodistas panameños.

El juicio por este caso se tiene previsto que arranque nuevamente el 21 de julio.

A raíz del caso Pinchazos, se pudo conocer cómo funciona el software Pegasus. Se envían mensajes aparentemente inocentes, "¡Descuentos en televisores y electrodomésticos!" por ejemplo, y una vez que el usuario clickea, el software se instala en el teléfono y brinda acceso a imágenes, videos, textos, audios y conversaciones.

El potencial peligro de esta tecnología es enorme, no solo los gobiernos la pueden usar para espiar rivales y a sus propios ciudadanos, también podría caer en manos de criminales.

Las demandas contra NSO Group

La empresa israelí en la mira de la opinión pública internacional fue demandada el 30 de agosto de 2018 en Israel y Chipré. Se desconoce en qué terminaron estas acciones legales.

Fue creada en 2010 por Shalev Hulio y Omri Lavie y afincada en Herzliya, al norte de Tel Aviv.

Sin embargo, NSO Group, ha negado su participación en asuntos ilegales y se limpian las manos destacando que el software se desarrolló para combatir el terrorismo y otros crímenes.

En Israel, este programa es considerado como un "arma" y para ser vendido a los servicios secretos de otros países debe obtener el visto bueno del Ministerio de Defensa israelí.

NSO rechazó este lunes en un comunicado las "acusaciones fraudulentas" y aseguró que solo actúa "para salvar vidas e impedir crímenes y actos de terror".

"No habíamos recibido hasta hoy ninguna prueba de que una persona en esta lista fuera un objetivo del sistema Pegasus", dijo Oded Hershkovitz, un portavoz del grupo, en declaraciones a la radio israelí.

Según las revelaciones del domingo, cuatro países árabes utilizaron Pegasus: Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Bahréin y Arabia Saudita. Los tres primeros de ellos normalizaron en 2020 sus vínculos con Israel y entonces también se produjo un cierto deshielo entre Riad y Tel Aviv.

Con información de la Agencia France Press (AFP).

Si te lo perdiste
stats