Hamtramck, la primera ciudad en Estados Unidos en ser gobernada por musulmanes

Estados Unidos

Imagen ilustrativa de un musulmán
Imagen ilustrativa de un musulmán / AFP
Ana Carolina Barsallo
14 de diciembre 2021 - 16:59

Una ciudad en el estado de Michigan, Estados Unidos, se ha vuelto popular por convertirse en la primera urbe en tener un gobierno musulmán-estadounidense. Hamtramck tiene una población de 28.000 personas que mayormente está conformada por musulmanes.

Durante los últimos 30 años, Hamtramck se convirtió en el destino de muchos inmigrantes árabes y asiáticos, por lo que el 42% de sus residentes nacieron en el extranjero y se cree que más de la mitad son musulmanes.

Sin embargo, antes de la llegada de estos, cuenta la historia que para 1970, el 90% de la ciudad eran de origen polaco, puesto que una gran cantidad había migrado a Estados Unidos por los trabajos manufactureros que allí empezaban a desarrollarse.

Esta mezcla de culturas ha llevado a que en Hamtramck sea completamente normal ver tiendas de ropa bengalí, panaderías europeas y los cotidianos restaurantes americanos, siendo esta mezcla occidental y oriental lo que llevó a que su slogan fuera "El mundo en dos millas cuadradas".

En agosto del 2021, con el 68% de los votos, Amer Ghalib de 41 años será el primer alcalde yemení-estadounidense de Estados Unidos, "Me siento honrado y orgulloso, pero sé que es una gran responsabilidad".

Amer nació en un pueblo de Yemen, y se mudó a Estados Unidos a los 17 años, trabajando en una fábrica de piezas de plástico para automóviles cerca de Hamtramck, aprendió inglés y actualmente trabaja como profesional de la salud. La distribución del gobierno la conformarán 2 estadounidenses- bengalíes, 3 estadounidenses-yemeníes y un converso islam polaco-estadounidense.

Hace 6 años cuando esta ciudad se convirtió en la primera en escoger un gobierno con mayoría musulmana, se volvió polémico por razones erróneas, alegando que esta mayoría podría imponer la ley islámica. Esto reflejó la discriminación y prejuicios que aún sufren los musulmanes por las consecuencias del ataque del 9-11, perpetrado por un minúsculo grupo de terroristas.

Aunque Hamtramck es una ciudad que está acostumbrada a convivir con personas de distintas culturas, aún hay conflictos por resolver, como la presentación de la bandera de la comunidad LGBTQ+ en el ayuntamiento que alarmó a algunos residentes, y las conversaciones por el uso de la marihuana.

En la forma de gobierno, a algunos les preocupa la falta o nula presencia de las mujeres en la política de la comunidad musulmana, a lo que Ghalib dijo que mujeres participaron en su campaña, sin embargo la segregación por sexo sigue siendo tradicional, incluso cuando se ha visto desafiado por los nuevos movimientos que promueven el empoderamiento de la mujer.

Temas relacionados

stats